Aeroméxico… y las que ya vienen
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aeroméxico… y las que ya vienen

COMPARTIR

···
menu-trigger

Aeroméxico… y las que ya vienen

30/06/2020
Actualización 02/07/2020 - 11:11

A las mexicanas les faltó el apoyo económico gubernamental que sí tuvieron empresas de otros países ante la baja de ingresos causada por la pandemia del Covid-19, pero les queda un recurso que están usando… y usarán más.

Quienes enfrentan una caída en sus clientes, recurren al Poder Judicial de Estados Unidos o de México, en ánimo de poder contener a sus acreedores en lo que reorganizan las compañías para evitar con ello una quiebra definitiva. Así de claro: un juez puede prohibir hacer ciertos pagos, en afán de salvar la empresa.

De este modo, las compañías usan legalmente el flujo que les dan sus menores ventas actuales para mantener el pago de salarios, por ejemplo, en lugar de cubrir deudas a bancos, otras empresas o incluso el SAT. Con ese propósito es posible contener el impacto y recuperarse una vez que haya pasado lo peor de la crisis.

Esta semana fue Grupo Aeroméxico el que inició “un proceso voluntario de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 en los Estados Unidos”. Con ello, puede seguir pagando el combustible y sueldo de empleados para continuar operaciones en lo que resuelve su situación financiera.

Fuentes vinculadas con estos procesos advierten que lo de la aerolínea es apenas un aviso de una larga lista de compañías en situaciones similares por revelarse en los próximos días, ante la crisis motivada por la pandemia.

Este tipo de procesos, cuando son voluntarios, generalmente incluyen acuerdos previos entre el deudor y sus acreedores.

De acuerdo con fuentes cercanas a su proceso, Aeroméxico logró un convenio. De comprobarse lo anterior, las autoridades estadounidenses actuarán dando fe.

En México, la Ley de Concursos Mercantiles que sustituyó a la Ley de Quiebras, tiene el mismo propósito.

Idealmente las empresas deben procesar su concurso mercantil 90 días antes de un incumplimiento, cuando existe la certeza de que la falta de liquidez impedirá hacer frente a compromisos.

En el pasado, Comercial Mexicana y Grupo Vitro tramitaron concursos mercantiles que les permitieron sobrellevar la crisis suscitada por un repentino salto en el tipo de cambio del peso contra el dólar en 2009, motivado por una crisis financiera global iniciada con la sorpresiva quiebra de Lehman Brothers.

Las reestructuras pueden tener costos estructurales. Vitro debió ceder asientos en su consejo a Banamex y participación accionaria al inversionista David Martínez, quienes de este modo en el largo plazo garantizaron la devolución de su capital. Comercial Mexicana vendió activos a Soriana para salir de deudas.

En cualquier caso, ambas continuaron sus operaciones y aún son jugadoras relevantes.

La Ley de Concursos Mercantiles fue creada para proteger entre otras cosas, las fuentes de empleo de la empresa y la viabilidad de aquellas compañías con las que tiene relación.

Este escudo incluso tiene la fuerza, según especialistas, para detener cobros del SAT y si la petición de protección coincide con una pandemia como la que ataca hoy a la gente, es posible obtener la venia para un perdón fiscal.

“Tratándose de contribuyentes que se encuentren sujetos a un procedimiento de concurso mercantil, las autoridades fiscales podrán condonar parcialmente los créditos fiscales relativos a contribuciones que debieron pagarse con anterioridad a la fecha en que se inicie el procedimiento” dice el Código Fiscal de la Federación, en su artículo 146-B.

A partir de la sentencia emitida por un juez, les será impedido el pago a sus acreedores y hasta que termine la etapa de conciliación, el SAT no podrá ejecutar legalmente los créditos fiscales, explica Daniel Ibarra, líder del despacho de abogados Ibarra Sánchez & Pavía, basado en la Ciudad de México, especialista en la materia.

Una vez pasado ese proceso que regularmente dura meses, la ley permite que el SAT conceda un descuento sobre sus adeudos equivalente al arreglo al que llegaron con otros acreedores. Como referencia: durante la crisis reventada por Lehman Brothers, algunos acuerdos en México alcanzaron quitas de alrededor de 70 por ciento sobre los adeudos.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.