menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ahora el agua aumenta más que la gasolina

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ahora el agua aumenta más que la gasolina

14/09/2020
Actualización 14/09/2020 - 10:40

Los enfrentamientos por el agua en Chihuahua son una cara de esta historia. La otra, es que invertir en agua se volvió más rentable que hacerlo en oro… literalmente y por mucho. Los datos muestran que llegó el momento.

Entren a este asunto sabiendo que tradicionalmente, para ustedes la gasolina aumentaba anualmente de precio más que el recurso hídrico que pagan en casa. Desde hace dos años, ya no más.

En 2019, durante los primeros meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la gasolina Magna aumentó uno por ciento en un año contado hasta agosto, de acuerdo con el Inegi. Durante los 12 meses posteriores y hasta la fecha, el combustible se abarató cuatro por ciento.

¿Qué pasó con el agua que les cobran como “derecho de suministro de agua” mediante recibo? Dice el Inegi que en 2019 su precio aumentó seis por ciento y en el año contado hasta agosto de 2020, 4 por ciento.

Atención, que ambos son recursos con un gran impacto social. Los políticos no quieren problemas en ninguno de estos. Pero cada vez es más difícil obtener agua y la gente debe pagar, sea por la vía de tarifas o por la de impuestos.

Era inevitable que el asunto se convirtiera en negocio y todos, incluso quienes creen que no tienen dinero suficiente, pueden meterse.

El problema es que hoy casi todas las instalaciones, desde los locales en centros comerciales, hasta las fábricas, necesitan verificar que tienen agua para hoy y para al menos 30 años que esperan que duren sus instalaciones. Lo segundo ya no puede responderse.

En julio, el enorme fondo de inversión BlackRock advirtió claramente:

“Aproximadamente el 60 por ciento de las propiedades REIT (Fibras) globales que fuimos capaces de geolocalizar, experimentará un alto estrés hídrico para 2030, impulsado por una mayor urbanización y los efectos del cambio climático. Esto más que duplica el número de hoy”.

Se refieren a oficinas, centros comerciales y parques industriales contenidos en fideicomisos, una especie de 'combos' de acciones que en México se promueven como Fibras y que son visibles para cualquiera en forma de los edificios que poseen, por ejemplo, en avenida Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México. Buen número de esas construcciones pertenecen a eso que llamamos 'Fibras'.

¿Quiénes son dueños de esos fideicomisos llamados Fibras? En alta medida, las Afore que ahí invirtieron parte del dinero de la pensión de quien lee este texto.

¿En dónde está, entonces, la oportunidad de hacer negocio?

En evaluar una inversión en empresas que entendieron el problema probablemente antes que BlackRock y que llevan años invirtiendo en productos innovadores, esperando el momento actual.

Actualmente, es posible comprar acciones a través del smartphone que tienen en la mano, por la vía de plataformas de bancos o de apps especializadas. Es cuestión de que busquen en su tienda virtual de aplicaciones de Android o Apple IOS.

Éste es el incentivo: durante los últimos 10 años, el oro subió de precio 52 por ciento. ¿Cuánto aumentó el First Trust Water ETF (FIW)? Un 221 por ciento, lo que pudo convertir en 3 mil 210 dólares el dinero de quien invirtió mil hace 10 años.

Por supuesto que no hay garantía de que la tendencia continúe, pero la información disponible hoy apunta en esa dirección.

En la panza de ese fondo llamado FIW destaca la empresa IDEXX, con base en Maine, Estados Unidos, que produce el aún menos famoso Colilert, un producto útil para detectar bacterias coliformes en depósitos de agua, con resultados en 24 horas. Sus ventas crecen a un ritmo anual de 10 por ciento...

Todo lo que cambia ahora, mientras creemos que lo que necesita México es más gasolina.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.