En 37 días, el mundo virará hacia las mujeres, según Merrill Lynch
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En 37 días, el mundo virará hacia las mujeres, según Merrill Lynch

COMPARTIR

···
menu-trigger

En 37 días, el mundo virará hacia las mujeres, según Merrill Lynch

25/11/2019

No es un banderazo de salida, sino la consolidación de tendencias gigantes como ésta: a partir de la siguiente década, la guía del mundo girará definitivamente hacia lo femenino.

Ése es uno de los fenómenos que debemos presenciar a partir del 1 de enero, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch (BofAML) que este mes emitió un documento llamado Transforming World: The 2020s.

¿Quiénes pueden abanderar el ajuste? Probablemente Christine Lagarde, la líder del Banco Central Europeo, o a Kristalina Georgieva, quien encabeza el FMI.

Pero estamos hablando de solo uno de los cambios previstos por esa institución financiera.

La atención central pasará de los ricos a los pobres, de la deflación regresaremos a la inflación, de la inequidad, a la redistribución del ingreso… de las quejas del “occupy Wall Street” a las de “occupy Silicon Valley”, ante la relevancia que cobran las empresas tecnológicas en la vida de la gente.

A decir del resto de los cambios que veremos a partir de 2020, el patriarcado económico fracasó quizás en los aspectos de mayor relevancia: la desigualdad de ingresos de la gente y el desastre ambiental provocado por el modelo actual.

Ante ello, “En los próximos 10 años deberíamos ver una mayor automatización, una recesión global, una innovación sin precedentes, serios desafíos ambientales, la muerte de la flexibilización cuantitativa, cambios tectónicos en la demografía y el fin de la globalización”, dice BofAML.

Es aparentemente un aviso de tiempos de miseria para inversionistas que apuesten por que todo continúe como antaño.

Son seis los límites que alcanzó la civilización en los siguientes aspectos que veremos a partir del año entrante:

“Pico de globalización: la primera vez en décadas que el flujo global irrestricto de personas, bienes y capital ya no está garantizado.

Pico de desigualdad: la primera vez que la maximización de ganancias ya no es el único objetivo para Wall Street y los accionistas, con el aumento del ‘capitalismo moral’ y la importancia más amplia de las partes interesadas.

Pico en la juventud: por primera vez hay más personas mayores que niños en la población mundial.

Pico petrolero: finalmente, la demanda mundial de petróleo se estabiliza a medida que nos alejamos de los combustibles fósiles hacia energías renovables y vehículos eléctricos.

Pico automotriz: ahora disminuye el número total de vehículos de motor de combustión interna en la carretera.

Pico de cosas: la primera vez que el consumo conspicuo termina en los mercados desarrollados a medida que nos alejamos de la propiedad para aproximarnos a hacia la economía compartida (como la de Uber)”, expone el grupo financiero en su texto.

“Una población que envejece rápidamente desafiará los sistemas de pensiones y atención médica y, para 2035, la automatización robótica podría desplazar hasta el 50 por ciento de los empleos.

Sin una acción firme, el mundo podría alcanzar un punto de inflexión irreversible para el final de esta década a medida que aumentan las temperaturas globales y el planeta agota su presupuesto de carbono. Todas estas tendencias afectarán cuestiones sociales como la desigualdad y la inmigración, así como problemas de salud y ambientales como pandemias, contaminación, etc”.

Hoy la máxima exponente tal vez en materia de ambientalismo en Greta Thunberg, una adolescente sueca que en un año pasó de exponer en solitario su molestia ante legisladores, a toparse con un presidente como Donald Trump, para hacerle un reclamo en su país, en América.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.