menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esos 9 empleos que Tesla ofrece en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Esos 9 empleos que Tesla ofrece en México

23/09/2020
Actualización 23/09/2020 - 10:05

Ayer, Elon Musk advirtió que con todo y Covid-19, las ventas de su empresa Tesla crecerán entre 30 y 40 por ciento respecto al año pasado.

Los críticos de él y de la compañía que fundó, reclaman con frecuencia la fuente de abasto de litio, un material indispensable para las baterías de media tonelada que cargan los coches que venden sus tiendas.

Lo que tiene pocos precedentes es la intervención de mexicanos en su cadena de suministro, que podría acelerar en función de que sus plazas vacantes en el país encuentren candidatos nacionales.

Hasta ayer, Tesla ofrecía en su sitio web cuatro plazas relacionadas justamente con suministro en México. Una de ellas expone las virtudes a cumplir por los candidatos:

“El equipo de industrialización de proveedores de Tesla es responsable del desarrollo de componentes críticos y las actividades de calificación de los proveedores. El trabajo implica comunicarse bien con los equipos internos y externos, viajar a proveedores en diferentes regiones y tomar decisiones críticas en el lugar. El objetivo: entregar a tiempo cantidades de componentes de alta calidad en los procesos de producción de Tesla para permitir ciclos de desarrollo y lanzamientos de productos extremadamente rápidos”.

Lo suficientemente rápidos, probablemente, para satisfacer a un fundador del que cuentan que busca maneras que le permitan alimentarse más rápido para no perder tiempo que puede usar para solucionar problemas de su compañía.

Tan veloz también, como el Plaid Model S presentado ayer en pistas, que promete alcanzar los 100 kilómetros por hora en dos segundos.

Esta semana, Musk advirtió a sus proveedores que no se dará abasto. Que pedirá todas las baterías que puedan surtirle empresas como LG y Panasonic, ante sus expectativas de crecimiento en la demanda de sus productos. Para ello requiere vendedores hábiles. En México necesita dos, por lo pronto.

Así ofrece el puesto la compañía:

“Como asesor de Tesla será responsable de presentar nuestros productos a compradores e influencers y de hacer crecer rápidamente la huella de ventas de nuestros productos actuales y futuros en el mercado. Como asesor de ventas, trabajará con un auto de prueba compartido de la tienda, en coordinación con el gerente de la tienda y los especialistas de productos para aumentar las ventas minoristas y de flotillas. Como asesor de ventas, también visitará a clientes potenciales fuera de la tienda, realizando eventos externos de prueba de manejo de vez en cuando”.

Otros puestos ofrecidos en Querétaro, Monterrey y la Ciudad de México por la compañía de Elon Musk (https://bit.ly/33RLXn5) intentan fichar a diseñadores de sistemas de generación de electricidad a partir del sol, pero la empresa también busca a quien pueda fungir como “asesor de tránsito y piezas”.

Entre las habilidades explícitamente solicitadas está la de ser capaz de responder cualquier llamada o mensaje electrónico en un plazo máximo de cinco minutos.

La compañía de Musk ayer celebró su Battery Day en algún lugar abierto y cercano a Fremont, California, en donde fue montado un escenario con una pantalla gigante, al estilo creado por Steve Jobs, pero en una suerte de autocinema, al que los asistentes acudieron en sus coches… Tesla.

La estafeta de innovación que alguna vez portó el creador de Apple parece ser arrebatada de a poco por el oriundo de Sudáfrica que suma empleados fuera de las fronteras estadounidenses.

Hasta ayer, antes del evento, el mercado había sido poco receptivo para una compañía que provoca que las grandes petroleras del mundo incluyan en sus escenarios próximos el factor Tesla. Las acciones de la empresa cayeron 5.6 por ciento este lunes, luego de subir 407 por ciento en lo que va del año, similar al 540 por ciento que creció el valor de los papeles de Starbucks… en 10 años. Obviar a Musk puede ser un error.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.