¿Está AMLO pagando aquellos barriles de abril a EU?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Está AMLO pagando aquellos barriles de abril a EU?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Está AMLO pagando aquellos barriles de abril a EU?

26/06/2020
Actualización 26/06/2020 - 11:37

Ya está programada la primera visita de Estado del presidente de México al de Estados Unidos.

Pero esto será posterior a la noche del 9 de abril, cuando hubo una llamada entre Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, mandatarios, respectivamente, de México y EU. Esa noche acordaron un trato petrolero que cada uno explicó a su modo.

Fueron aquellos álgidos días en los que la OPEP encabezada por Arabia Saudita solicitó que países de ese gremio más otras naciones petroleras como México, redujeran su producción de crudo ante la caída en la demanda motivada por la pandemia. De ese modo, los precios debían subir. Y subieron.

Esto dijo el jefe de Estado mexicano al día siguiente, 10 de abril, sobre aquella llamada:

“Resistimos. El presidente Trump me empezó a leer los nombres de todos los países que habían aceptado y dice: sólo México no aceptó. Y ya le expliqué el por qué. Y le hice la propuesta que afortunadamente él aceptó con esta compensación de parte de ellos, de 350 mil barriles de los 400 mil que nos pidieron primero.

“Cuando le dije que eran 100 mil y no podíamos más, él muy generosamente me expresó que ellos iban a ayudarnos con los 250 mil adicionales a lo que ellos van a aportar. Por eso le agradezco y se informó en ese instante, exactamente a las 7:30 de la noche. Se envió una notificación a los directivos de la OPEP y recibieron el reporte nuestro”.

¿Cómo lo explicó Trump? Con una narrativa que sugirió la poca relevancia del volumen que le solicitó México y que el corte solicitado por el vecino era fácil de cumplir por tratarse de una cuestión de lógica por responder a una 'economía impulsada por el mercado'.

“Es una cantidad pequeña para nosotros, una gran cantidad para México”, dijo ese día.

La OPEP aspiró a bajar la producción global de 100 millones de barriles en un histórico 10 por ciento y Estados Unidos aportaría unos 2 millones, sujetos a oferta y demanda.

Atención, Trump no puede ordenar una baja en la producción a empresarios de su país que son independientes y no responden a designios de la OPEP.

En torno a la conversación específicamente, Trump detalló esto: “Al hablar con el presidente (López Obrador), tienen un límite; las naciones de la OPEP han acordado un límite diferente”, dijo el estadounidense. “Entonces, lo que pensé que haría, no sé si será aceptable, lo descubriremos, es que Estados Unidos ayudará a México y nos reembolsarán en algún momento más adelante, cuando estén preparados para hacerlo”.

Hasta ese 10 de abril, la producción estadounidense que ya es la más grande del mundo, había caído 600 mil barriles diarios desde su pico de 13 millones.

De acuerdo con datos de Bloomberg, llegó a caer a 10.5 millones de barriles diarios durante junio, cifra que aún debe confirmar la Agencia de Información Energética. Dentro de ese volumen, los 250 mil barriles que México solicitó a su vecino del norte, sí parecen pocos.

La de México, hasta mayo no había bajado en los 100 mil barriles prometidos. Pemex reportó esta semana que en mayo México extrajo un millón 633 mil barriles diarios que representan 87 mil barriles menos que en abril. Quizás la diferencia pueda ponerla también Estados Unidos.

Probablemente estamos en tiempos de reembolsos que también pueden pagarse políticamente, por ejemplo, haciendo ver como buen negociador a Trump, incluso con los mexicanos. Tal como el gobierno de Enrique Peña Nieto hizo ver presidenciable a un candidato empresario que juzgó criminales a muchos connacionales.

Hay un asunto aquí. Los países en desarrollo y en especial México, suelen presenciar los cambios en el mundo como una persona desde su balcón... lo que no necesariamente es anormal.

Los países ricos también lo hacen, pero con una sutil, aunque importante diferencia: aquellas personas lo hacen viendo hacia afuera.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí .

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.