¿Por qué el plan de AMLO y Romo no enamoró ayer al mercado?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué el plan de AMLO y Romo no enamoró ayer al mercado?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Por qué el plan de AMLO y Romo no enamoró ayer al mercado?

27/11/2019

Es fácil perder dimensión de esta fortuna. Es mucho dinero los 42 mil millones de dólares que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador estima de inversión en infraestructura para su sexenio. Es útil, no hay discusión.

¿Entonces por qué ayer durante el aviso de ese monto el peso se devaluó y el índice de la Bolsa Mexicana de Valores cayó? ¿Cómo explicarlo? ¿Por qué no hubo interés por comprar acciones de empresas mexicanas?

Supongan que ustedes ahorran dinero con mucho esfuerzo todo el año y lo juntan con su aguinaldo para tener, digamos, 100 mil pesos.

Pueden pintar la casa y comprar nuevos muebles al baño. Otra opción es pagar un curso en México o en el extranjero.

La primera opción probablemente mantiene o aumentará el valor de su patrimonio por un tiempo. La otra les dará a ustedes más valor de largo plazo para cobrar más el año siguiente y los posteriores.

Ninguna parece una mala opción, pero la segunda puede reforzar la percepción de que su ingreso crecerá. Un balance entre ambas es lo ideal.

Al parecer, el Gobierno de México eligió para los mexicanos la primera. Pero solamente la primera, confirmando lo que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, anticipó el lunes: que el plan a presentar este martes sería un “empujoncito”.

El dinero que cobran ustedes en un año -todos ustedes ubicados en México, ricos y pobres- sumado lleva a una cifra equivalente a 1 billón 223 mil millones de dólares anuales. Eso es el PIB y es más grande que el de Holanda o Suiza, de acuerdo con información del Banco Mundial.

La cifra de inversión revelada ayer -esos 42 mil millones de dólares- representan el 3.4 por ciento de lo que cobran los habitantes del país en un año, un 3.4 por ciento de su PIB.

Ese dinero no va a ser invertido en un año, sino a partir de 2020 y hasta 2024, de acuerdo con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de AMLO. Así que dividido entre cinco años ofrecerá unos 8 mil 500 millones de dólares o 0.7 por ciento anual al PIB, por año.

Es muy bueno para una economía que en 2019 puede cerrar en cero por ciento de crecimiento. Ahora hay que compararlo con el 5 por ciento que sugiere invertir en infraestructura Carlos Slim Helú y queda más lejos de una cifra que él cita con frecuencia: el 12 por ciento del PIB que invierte China desde hace 10 años.

Ése es el otro tema relevante. El tipo de infraestructura a la que se le invierte. Lo dicho ayer por Romo indica que el dinero de los mexicanos será invertido por el Gobierno en puertos, carreteras y aeropuertos. Darán buen mantenimiento a la casa. Faltan noticias sobre hacer a los mexicanos más hábiles, productivos y ricos.

El Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno dedica a la ciencia y a la tecnología un párrafo en su página 68, antes del epílogo y refiere un Plan Nacional para la Innovación que el buscador de Google no pudo encontrar.

Xi Jinping, presidente de China, dedicó al tema 12 páginas en el capítulo Transición al Desarrollo Impulsado por la Innovación, en su libro La Gobernación y Administración de China: “El Siglo XXI anuncia una nueva ronda de la revolución científica y tecnológica y de la renovación industrial”, remarca una de sus citas. Escribiré luego de éste.

Es un tema que está en todas partes, como en el documento de Merrill Lynch que cité el lunes en este espacio.

El Gobierno de Canadá me dejó ver los detalles de un millonario microscopio tan poderoso que ocupa el espacio de una fábrica y que permite ver el interior del tallo de una planta del tamaño de una autopista. Ahí mismo poseen carísimas lámparas cuya luz multiplica el poder del sol. Se preparan para alimentar a 9 mil millones de personas en 2050.

Un lector, Francisco Carrada, profesor mexicano en universidades estadounidenses me escribe: “¿(El actual régimen) tomará medidas para ajustarse al cambiante medio ambiente de la globalización y el cambio tecnológico o buscará aplicar las medidas tradicionales para solventar problemas que solo existen en las mentes obsoletas? Espero que tome medidas, doctor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.