Se rentan tanques de Pemex
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se rentan tanques de Pemex

COMPARTIR

···
menu-trigger

Se rentan tanques de Pemex

15/06/2020

Pueden estar entre ustedes. Son acumuladores que aún guardan CD players en el clóset, esperando que algún día tengan utilidad.

Para ellos instalaron recientemente en México muchos negocios consistentes en pequeñas bodegas disponibles a cambio de una renta mensual.

¿Pero qué pasa cuando lo que les urge guardar esa gasolina... toneladas de combustible?

En 15 días, todos los que la distribuyen deben tener almacenada suficiente para cinco días y… para eso está Pemex, a cargo de Octavio Romero. Pase a la bodega, esto debe detallarse.

Los mexicanos acumulan años resolviendo el problema de no almacenar suficiente gasolina para el caso de una emergencia como la ocurrida durante la llegada a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

El caso ejemplar es Grecia, que siempre tiene suficiente para unos 90 días de consumo. México presume de tener para tres.

La administración pasada estableció reglas que obligaban a los comerciantes a instalar tanques e infraestructura en la que guardaran para cinco días a partir de 2020. Luego, subirla anualmente poco a poco hasta llegar a 13 días.

A su llegada al gobierno, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, mantuvo la meta de cinco días para 2020, pero quitó los aumentos paulatinos subsecuentes. Ya en 2025 harán una nueva revisión. Los cinco años de aquí a entonces comenzarán en julio.

Puede extrañarles, pero en México a muchos los agarró con los dedos en la puerta y no tienen listas instalaciones para reservar cinco días de consumo. Pemex, por el contrario, parece tener mucho espacio libre.

“Pemex informa que se encuentra en condiciones de ofertar tickets para aquellos clientes distribuidores y comercializadores que tengan la necesidad de contratar almacenamiento para cumplir con dicha política”, reza un texto enviado en mayo por la petrolera nacional a potenciales clientes.

¿Podrán ahora los G500 guardar ahí su gasolina? ¿Hidrosina, tal vez? Habrá de verse.

Otra duda. ¿De dónde salió repentinamente el espacio para guardar que antes aparentemente no tenía Pemex?

Consideren simplemente la cantidad de importadores que entraron al mercado que anteriormente tenía dominado Pemex. Desde hace tres años, las ventas de gasolina de esa empresa estatal, caen. También sus importaciones. Eso no significa que el consumo de sus coches, consumidores, caiga en la misma proporción.

Otras empresas se encargan de cubrir la diferencia. De ahí la campaña gubernamental que invitaba a todos este año a comprar combustible mexicano y no proveniente de empresas privadas, probablemente extranjeras.

Es ahí justamente en donde radica este negocio de Pemex que propone a externos que usen sus tanques, facilitándoles la solución del problema que empieza en julio y con ello salvar el cumplimiento con la norma de los cinco días de reserva para evitar multas.

Salvo por algunas como la estadounidense Exxon, que estableció una logística para traer gasolina por tren desde Estados Unidos, la mayoría de las restantes siguen comprando gasolina a Pemex, para luego añadir un aditivo que ayuda en el marketing. No mucho más que eso. Muchos también importan combustibles estadounidenses.

La petrolera nacional accede así a un negocio con empresas privadas en una época en la que eso parece una excepción.

Lo hace a cambio de recibir rentas mediante la adquisición de tickets, unos vales que comprueban el pago periódico a Pemex y que validan a quien los compre, el recibir a cambio combustible para cinco días si hay una emergencia.

Habrá que esperar a ver cómo funcionan las cosas… el gremio habla de limitaciones y condiciones en la oferta de espacio y otros prevén que Pemex termine guardando combustible importado. En cualquier caso, en este gobierno no hay regla inamovible. Lo único anticipable es la incertidumbre.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.