Azufre en los pulmones de los mexicanos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Azufre en los pulmones de los mexicanos

COMPARTIR

···

Azufre en los pulmones de los mexicanos

04/11/2019
Actualización 04/11/2019 - 10:30

De acuerdo con el Banco Mundial, la contaminación del aire mata a 20 mil mexicanos cada año. Sin embargo, Pemex, al mando del inge agrónomo, Octavio Romero, vende diésel que contiene tanto azufre que alcanza casi nueve veces el límite máximo permitido. ¡Así como lo están leyendo, y a las pruebas me remito!

La NOM-016-CRE-2016 establece desde octubre de 2016 que el contenido máximo de azufre en el diésel automotriz es de 15 miligramos por kilogramo, que también se puede expresar como 15 partes por millón (ppm). Esto aplicó inicialmente en las zonas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara, Monterrey y la Zona Fronteriza Norte. Sin embargo, a partir de 31 de diciembre de 2018, el contenido máximo permitido de 15 ppm se homologó en todo el país.

Contenga el aire para seguir leyendo, pues Pemex está vendiendo un diésel con 131 ppm de azufre. ¿Cómo es posible? Pues ya les había dicho que el 'pero' es que del total de los 142 laboratorios acreditados y aprobados por la CRE, el 73 por ciento es de Pemex; por lo que el conflicto de interés es tan claro como el humo que respiramos. Leyendo lo anterior y más allá de lo que he escrito, todo documentado, vs. Dos Bocas... súmele que, para bajarle el costo, recortaron la HD (hidrodesulfuradora) y el cracker, necesarios para tener combustibles bajos en azufre. ¡Unos genios, diría Meade! Sí, la secretaria Nahle prefiere contaminar que desistir de su capricho. Cada año se venden 268 mil barriles diarios de diésel y ni las refinerías de Salamanca o Salina Cruz cuentan con la tecnología necesaria para cumplir la norma. Ojo, Pemex no se ha ido por la libre, ha contado con el beneplácito del gobierno federal, si no me cree pregúntense, ¿dónde está la Semarnat, apá? ¡Sabe! Si necesitan más información la pueden encontrar en los reportes 20-F que Pemex manda ante la SEC.

Lourdes
LourdesFuente: Especial

El problema de salud pública que enfrenta el país por la contaminación de aire debe atenderse de forma urgente, porque el número de muertes asociadas a este ya no está lejos del número de homicidios dolosos que se cometen cada año en el país.

La administración que encabeza el gobernador Carlos Mendoza anunció que a partir del 9 de noviembre cobrará 350 pesos a los visitantes extranjeros; con la captación de recursos se apoyará a los sectores de educación, salud, cultura, deporte y sustentabilidad ambiental, entre otras, en beneficio de cientos de miles de familias en la entidad. Cabe destacar que, para darle transparencia, se creó un fideicomiso donde participará la iniciativa privada de los cinco municipios del estado.

El cobro se dará a través de los módulos y kioskos digitales que se abrirán, con el apoyo del Grupo Aeroportuario del Pacífico, en el aeropuerto Internacional de San José del Cabo, que será el primer punto donde se instalen, así como a través del sitio web www.travelerfundbcs.gob.mx. Además de ser un paraíso sobre la Tierra, este estado está dando ejemplo nacional de crecimiento económico y desarrollo social.

Qué les cuento, que el Ifecom removió a Fernando Pérez Correa como síndico de la quiebra de Oro Negro. Al acreditarse impedimentos que le permitían continuar con el cargo. En su lugar se designó a Gerardo Sierra; sin embargo, se tuvo que excusar porque en el pasado, en este mismo juicio, fungió como perito contable de Oro Negro. Así pues, estamos a la espera del nuevo nombramiento, síndico que tendrá en sus manos la decisión de continuar o no con la fantasiosa demanda en NY en la que el hoy prófugo de la justicia Gonzalo Gil White, acusa una conspiración en su contra para hundir a su empresa.

Quihúboles con el GRAN sentido del humor del director de comunicación social de SRE, Roberto Velasco, quien hace unos días estuvo en Washington para reunirse junto con Seade con el staff de Nancy Pelosi. Merece, según yo, una: ovación de pie.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.