Banamex tira su casa mexicana por la ventana
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banamex tira su casa mexicana por la ventana

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banamex tira su casa mexicana por la ventana

15/11/2019

Después de una semana megacomplicada y llena de información, hoy les traigo un tema que, espero, les encante y ayude a despejarse. Aclarado lo anterior, qué les cuento, que por fin Citibanamex inauguró su Foro Valparaíso, uno de los eventos más importantes para el Banco Nacional de México, como parte de la celebración por su 135 aniversario. Originalmente, este espacio de cultura, innovación y emprendimiento se iba a inaugurar el 2 de junio pasado, la fecha exacta del 'cumpleaños' del banco, pero dado que fueron muy cuidadosos, junto con el INAH, de la remodelación y adaptación del Palacio de los Condes de San Mateo de Valparaíso, se pospuso cinco meses. Pero valió la pena la espera.

Este edificio, que en 1884 vio nacer a esta institución bancaria y que tiene más de 240 años de edad, ubicado en las calles de Venustiano Carranza e Isabel la Católica, del Centro Histórico de la Ciudad de México, va a mostrar por primera vez juntas ni más ni menos que 117 de las más destacadas obras pictóricas de su colección, con piezas de pintores de la talla de David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Remedios Varo, José María Velasco, Leonora Carrington, Julio Ruelas, José Clemente Orozco, Eulalia Lucio y Francisco Toledo, entre muchos otros. ¡Imagínense la delicia visual y lo enriquecedor que será!

O sea, Citibanamex presumirá la 'creme de la creme' del arte pictórico relacionado con el tema mexicano. Pero, además, les puedo platicar que Foro Valparaíso integró una sala con la historia del banco y dos salas interactivas: una de innovación bancaria y un laboratorio de emprendimiento. Mención aparte merece la vieja Sala de Consejo del banco, que ha sido testigo de tantas y tantas decisiones trascendentales en la historia y desarrollo del país. De hecho, con una espectacular presentación audiovisual revive varios de estos momentos. ¡Ahí nómas! También, por cierto, será la primera vez que la gente pueda apreciar este sitio.

Una gran apertura para un gran lugar, con más de 250 invitados especiales. Por ahí estuvieron Almudena Ocejo, secretaria de Inclusión y Bienestar Social de la CDMX, y Marina Núñez, subsecretaria de Desarrollo Cultural del Gobierno de la 4T, quienes se mostraron muy sorprendidas por la calidad de la composición y curaduría que presenta el Foro Valparaíso.

¿Cómo ven que nuestra jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no se dio el tiempo para asistir a un evento de tal magnitud e importancia para esta ciudad? Seguro fue porque estaba preparando la llegada del nuevo huésped de honor de la ciudad, Evo Morales. ¡Bueno, cada quién con sus prioridades! Ah, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, tampoco tuvo tiempo, ¡eh!

Vimos muy contentos a la plana mayor de Citibanamex, encabezada por Ernesto Torres Cantú, Alberto Gómez Alcalá, Rodrigo Kuri y Manuel Romo –estos dos últimos, por cierto, posibles sucesores de Torres Cantú, quien muy pronto partirá a Miami a dirigir los destinos de Citi en América Latina–, departiendo y brindando con todos quienes hicieron posible el proyecto y quienes serán los encargados de atender a las miles de personas que, a partir de hoy, podrán visitar este recinto en el clásico horario de museo: de martes a domingo, de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Ojo, debemos felicitar al PAN, pues lo hizo muy bien en el Senado. Mauricio Kuri, Kenia López, Josefina Vazquez Mota, etcétera, exhibieron la trampa, el fraude que hizo Morena en la votación de Rosario Piedra como presidenta de la CNDH. Pero el PRI tampoco cantó mal las rancheras, pues los senadores, coordinados por Osorio Chong, dijeron claro y fuerte: “se debe reponer TODO el proceso. Debe haber una nueva terna. No podemos avalar lo que está mal de fondo”. La esquela de Marko Cortés, por el fallecimiento de la autonomía de la CNDH, habla más que mil palabras.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.