¿Cuál es el libro de cabecera del señor Presidente?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cuál es el libro de cabecera del señor Presidente?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cuál es el libro de cabecera del señor Presidente?

30/10/2019
Actualización 30/10/2019 - 13:27

Durante la campaña electoral aseguré que AMLO tendría como libro de cabecera El seductor de la Patria, la biografía novelada de Santa Anna, la cual seguro lo inspiró y nos estaba queriendo seducir y que, tal cual como Santa Anna, se retiraba a su rancho cuando no era presidente. En su caso, de no ganar, se iría a La Chingada, a su rancho, NO sean mal pensados. Que Meade debería tener El arte de la guerra y leerlo y releerlo, porque lo que era evidente es que a su campaña le hacía falta estrategia.

Hoy, un año y seis meses después podría asegurar, y tras haber visto lo sucedido en Culiacán, que nuestro Presidente debe cambiar el Evangelio por El arte de la auerra, de Sun Tzu, escrito hace más de 2 mil 500 años, pero que puede ser tan actual como este periódico del día de hoy.

Además, déjenme decirles que leerlo o releerlo es una delicia, pues en cada página uno encuentra una idea, un pensamiento, un análisis que, sin duda, afecta o podría influir en la manera de ver las cosas, y para los políticos es, sin duda, un gran cristal para volver a analizar los acontecimientos. Sí, este libro es, creo yo, el mejor en cuanto a estrategias, tácticas, engaños, para la rápida adaptación a los acontecimientos, así como de flexibilidad, organización y, sobre todo, de coordinación.

lourdes
lourdesEspecial

Con decirles que en la introducción dice: “nunca se debe emprender el camino a la guerra sin reflexionar y sin haber tomado en cuenta las medidas necesarias para obtener el triunfo”. Y por lo que vimos en Culiacán, emprendieron el camino del enfrentamiento sin la mínima reflexión. Sun Tzu detalla con bastante claridad la importancia de preparar la guerra, la estrategia y la táctica. Ya que, asegura, una derrota generada porque las instrucciones no fueron claras o porque las órdenes no fueron bien explicadas, quien tiene la culpa es el comandante y, con ello, lo recalca, las tropas se desaniman, las armas pierden su filo y por más sabios que sean los consejeros, ninguno de ellos será capaz de trazar planes adecuados para el futuro.

Quihúboles, ¿fuerte no? Podría seguir comparando los acontecimientos de Culiacán con los mensajes y propuestas de Sun Tzu, pero mejor sólo no improvisen, léanlo y NO traten a los enemigos de la sociedad como si fueran sus amigos, o peor, como si les tuvieran miedo. Recuerden, el monopolio de la fuerza SÓLO puede ser del Estado.

Qué les cuento, que andan volando los rumores de que nuestro secretario de Turismo, Miguel Torruco, asignó sin concurso el uso y usufructo de la plataforma Visit Mexico, que había venido promoviendo durante años el CPTM, a través de algún experto en manejo de páginas turísticas. De hecho dicen los que saben que involucró a un cuatacho suyo de Quintana Roo con un turbio pasado, de nombre Juan Vergara. ¿Será? Es pregunta, sin filtro solar…

Qué les cuento, que Marcos Salame, presidente del Consejo de Administración de Bosque Real, se aventará unos megadescuentazos. En la compra de un depa o terreno, podrá obtener hasta un 20 por ciento. Además, pondrá a la venta un edificio de oficinas tipo WeWork. Y en la compra de cualquier producto le regalarán desde un viaje a Europa hasta un auto de lujo, ¡así como lo están leyendo! Ojo, Enrique Vargas, alcalde de Huixquilucan, hace tres años dijo que el metro cuadrado en Bosque Real estaba en 20 mil pesos y hoy ronda los 50 mil. Por cierto, la Canadevi asegura que cada año 650 mil mexicanos buscan un hogar.

Resulta que en la CNBV hay un grave problema de personal: primero, por la baja de salarios con la llegada de la 4T, y después, por los 10 años que impusieron para poder trabajar en la IP tras salir de un puesto público. Por lo que Adalberto se las ve negras, ya que, en lugar de estar resolviendo temas propios de la comisión, está haciendo las labores de un bombero o de director de recursos humanos con el personal que queda. Por ejemplo, en la vicepresidencia de administración y planeación estratégica renunciaron los seis; en la de política regulatoria también renunciaron todos, cinco; al igual que los cuatro de la jurídica y de la de normatividad. Y ya no le sigo porque la lista es interminable. Ah, y ya que hablo de la CNBV, según mis fuentes, no hay investigación alguna involucrando a Jaime González Aguadé.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.