menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sergio Ramírez, el nuevo Juan Collado de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sergio Ramírez, el nuevo Juan Collado de la 4T

13/11/2019

Así, tal cual lo están leyendo, si usted googlea a Sergio Ramírez, encontrará que, a principios de año, fue condecorado con el grado de Doctor Honoris Causa, que le reconocen su trabajo penal y que hasta trabaja por los que menos tienen. Sin embargo, en diversos medios de comunicación trascendió que ha sido vinculado al cártel de la Unión de Tepito, pues se sabe que defiende al Betito. Como dicen, una imagen vale más que mil palabras, y aquí varias fotos del “nuevo Collado” con diversos y renombrados políticos de la 4T.

Pero la que sin duda más llamó la atención de propios y extraños, fue la que subió a redes sociales la propia secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien hasta lo presumió con bombo y platillo, el pasado 29 de octubre, y escribió: “En compañía del subsecretario Ricardo Peralta, sostuvimos una reunión con los abogados Sergio Arturo Ramírez Muñoz y Olivia Rubio. Analizamos estrategias para mejorar la implementación de justicia en todas las entidades federativas”. ¡Quihúboles, con el amor y el reconocimiento de doña Olga! Seguro a ella le dieron otros datos y no los completos. ¿O sí? Por cierto, su socio Juan Pablo Penilla, quien se dice es el abogado del Z40 y otros miembros del cártel de los Zetas y del Golfo, se casó a principios de septiembre en la Hacienda San José Lavista, en San Miguel Allende, y literal tiró la casa por la ventana. Ahí CERO se vio la austeridad republicana de la 4T, con decirles que cantaron Los Ángeles Azules y Belinda; la champaña de 350 ml de Moet nunca dejó de refrescar la garganta de todos los invitados. Ah, Sergio también es muy cercano del diputado Sergio Mayer.

Cómo ven que en la era de EPN, la empresa Senermex Ingeniería y Sistemas fue la encargada del análisis costo-beneficio, estudios topográficos, mecánica de suelo, ambientales e hidrológicos y la manifestación de impacto ambiental del Tren México-Toluca. Los estudios que presentó para este proyecto han sido muy deficientes, en especial el cálculo de las pendientes de las vías, que es el principal problema para la continuación de la obra, por su valor erróneo. Y ahora, en la era de AMLO, esta empresa… –redoble de tambores– ¡es la ganadora de la licitación de la ingeniería básica del Tren Maya! ¿Será que a Rogelio Jiménez Pons le dieron otros datos? O ¿que no se habla con Jiménez Espriú?

El alcalde de Tlahuelilpan, Juan Pedro Cruz Frías, quien, OJO, AÚN se reconoce del partido Morena, exhortó a AMLO a cumplir su palabra y atender a las víctimas de la mayor tragedia en el estado, a causa de una explosión en un ducto de Pemex el pasado enero del presente año. De hecho, déjenme contarles que lo dijo en la reunión de Conamm, la de los alcaldes de todo el país, la cual se realizó en la Cámara de Diputados, y sus compañeros alcaldes, así como los legisladores presentes, lo ovacionaron de pie. Dijo haber ido personalmente a todas las secretarías del gobierno federal para que se atendieran las demandas de las víctimas, tal como AMLO lo ofreció, pero la respuesta de todas, incluyendo Hacienda, fue: “presidente (municipal), no tenemos presupuesto”. Que ha pedido varias citas con AMLO y nada, y que de hecho ya ni le contestan la llamada. Prepárense antes de seguir leyendo, pues también sentirán las ganas de ovacionarlo, dijo: “Es lamentable que veamos que en este momento no haya una separación entre el Legislativo y el Ejecutivo. Las personas que perdieron la vida en esa tragedia no son más que víctimas de la falta de oportunidades que hay en este país. Hace unos días escuchaba a mi Presidente decir que se acabaron los acarreos, que ya no hay borregos y le hizo dos veces como borrego. Siempre veo sus mañaneras y estoy aquí y veo que no están todos los diputados, pero a través de las redes sociales se van a enterar. Señores diputados, demuestren lo que dijo nuestro Presidente, que ya no hay borregos. Porque, de lo contrario, pensaré que el mayor rebaño está aquí, en el Legislativo, y no hace falta mencionar quién es el patrón”. ¡Quihuuuuuuboles! ¿A poco no están ovacionándolo de pie?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.