Conchi León, o la desarticulación del ser
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Conchi León, o la desarticulación del ser

COMPARTIR

···

Conchi León, o la desarticulación del ser

11/09/2019

Asistir a una obra de Conchi León no te dejará inmune. Saldrás, de una forma u otra, estremecido.

Sus obras te acarician el alma, o te retuercen el estómago; te hacen reír pero también reflexionar.

Conchi León es capaz de desarticular el alma; de evocar recuerdos personales a partir de algún suceso histórico; de remover la tripa a partir de una noticia leída en algún periódico. El aparentar comedia, cuando de lo que se habla es de las pasiones humanas.

Autora de la ya icónica Mestiza Power, Conchi León, también conocida como María Concepción León Mora, es una artista que ha estado llevando a Yucatán hacia la cima de la creación teatral. Su teatro es personalísimo, lleno de costumbres yucatecas, pero sobre todo, lleno de un análisis profundo del ser humano y en particular, de la mujer indígena. Teatro regional en su más alta expresión.

Ir a una obra de Conchi es como asomarse por la ventana de su interior sin ver el fondo. Ya sea liberando resentimientos, como propone su obra recientemente estrenada en Mérida. Pero también salir desencajado, como cuando escuchas su monólogo autobiagráfico Cachorro de Léon.

O como en Mestiza Power, esa obra icónica del imaginario de Yucatán que tanto te saca carcajadas como reflexiones de un segundo a otro.

El poder de la palabra de Conchi es profundo, demoledor, implacable. Con varias decenas de obras en su haber, ha logrado llevar su arte a muchos escenarios y ciudades. Conchi León es hoy por hoy, la dramaturga en activo más relevante de Yucatán, y se ha posicionado ya como un referente nacional.

Todos somos el huracán de alguien más

India Maya es su actual obra en cartelera. En ella, Conchi nos ofrece un huracán como purificación, creando un paralelismo entre Yucatán y Agra, en la India y una metáfora de los huracanes naturales con los emocionales. En la vida, todos podemos representar el huracán de alguien más, y necesitamos aprender a identificar los nuestros para poder liberarnos de ellos.

Hacia el final de la obra, la actriz rompe la cuarta pared, invitando al público a sumarse a un proceso de purificación. Participando de manera activa, o no, los asistentes tendrán la oportunidad de compartir un momento de intimidad pública, una ironía que facilita la magia del teatro.

La obra fue estrenada en 2018 en el Festival Internacional Cervantino y se encuentra actualmente en breve temporada en el Olimpo de Mérida. Para quien desee experimentar la destrucción como camino necesario a la purificación, la obra tendrá solamente tres últimas funciones, a las 8:00 pm, del jueves 12 al sábado 14 de septiembre. Precio de entrada, solo 50 pesos, debido al beneficio obtenido de los Fondos Municipales para las Artes Escénicas y la Música 2019.

El reparto incluye a la misma Conchi alternando con Addy Teyer. A Oswaldo –Oswo- Ferrer; a Susy Estrada, actriz que ha ido evolucionando muy favorablemente después de egresar de la Escuela Superior de Artes de Yucatán; Alejandra Ley, actriz y cantante, que con varios instrumentos musicaliza la obra y la enriquece con efectos especiales; y a Zaabdi Hernandez, con papeles diversos como un gringo bienintencionado o un emperador hindú.

La misma Conchi invita al público a llevar su veladora como parte de la ceremonia teatral. A eso solo agregaría, estar dispuesto a que el arte te haga cambiar tu estado interno. Porque, ¿qué es el teatro sino mueve tus emociones y las deja a flor de piel?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.