Necesaria una Cámara empresarial turística en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Necesaria una Cámara empresarial turística en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Necesaria una Cámara empresarial turística en México

28/08/2019

La industria turística es compleja y variada. La conforman hoteles, operadoras de tours, agencias de viajes, compañías de autotransporte, marinas, aerolíneas, etc. Cada uno de estos giros tiene necesidades específicas, y entabla negociaciones muchas veces paralelas.

Sin embargo, la industria turística, independientemente del giro específico de que se trate, comparte un amplio sector de la economía, de tal forma que se habla con frecuencia del PIB turístico, o del número de empleos que el turismo genera.

Son muy diferentes las necesidades y gestiones que conlleva el turismo en su conjunto, de las de otros sectores de la economía, como el comercio, las empresas financieras o de comunicaciones, por dar algunos ejemplos.

Actualmente, los empresarios de los diferentes giros turísticos, se encuentran agrupados en asociaciones, y eso les permite poder de gestión y negociación con el gobierno y otras instancias. Sin embargo, ante la imposibilidad de agruparse en una cámara específica, su poder de influencia y derecho de picaporte son relativamente limitados. Como asociaciones, tampoco fungen como órganos de consulta obligados de los tres niveles de gobierno.

México necesita una cámara exclusivamente turística, sin agrupar a comerciantes u otro tipo de empresarios. La interlocución con el gobierno tiene que especializarse, tanto en conocimientos, como en capacidad de gestión.

Breve recuento histórico de la Ley de Cámaras

En el marco legal actual, sería complicado lograr una cámara turística. Se requerirían modificaciones a la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones, la ley que rige el comportamiento de estas. Hagamos primero un breve recuento histórico.

La Concanaco se creó en 1917; su función es agrupar a las cámaras de comercio; por su lado, la Concamin se creó en 1918 y su función fue y es hasta la fecha, agrupar a las cámaras industriales.

En 1936 se promulga la Ley de Cámaras de Comercio e Industria, que fusionó en un único organismo a las actividades comerciales e industriales, pero sólo duró 5 años, ya que en ese momento se vuelven a separar los empresarios industriales de los comerciantes.

Posteriormente vino la Ley de Cámaras de Comercio e Industria de 1941. Ésta no contemplaba aún el sector servicios. Después vino la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones de 1997 en donde se eliminaba la obligatoriedad de los empresarios de afiliarse a algún organismo.

Finalmente llegó la actual Ley de Cámaras en 2005.

La Ley actual

Según la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones, se establecen de dos tipos: 1) las de comercio, servicios y turismo, y 2) las industriales.

Es importante definir algunos conceptos, que quedan claramente establecidos en varios de los artículos de dicha ley:

  1. Se define que los comerciantes se agruparán en las Cámaras de comercio, servicios y turismo, lo que comúnmente conocemos como Canaco Servytur.
  2. Al mismo tiempo se define a los comerciantes como las personas físicas y morales con actividades empresariales que realicen actividades de comercio, servicios y turismo que se encuentren establecidos y sujetos a un régimen fiscal.

Dicho de otra forma, la palabra comerciante agrupa prácticamente a todas las empresas del sector terciario de la economía, sin importar los giros específicos y obliga que dichas empresas sean agrupadas, únicamente en la Canaco Servytur. En su artículo 10, la ley dice:

Las Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo… estarán formadas por comerciantes, prestadores de servicios y del sector turismo.

Por su lado, las empresas del sector secundario, es decir, las de la industria de la transformación, los industriales, pueden agruparse en cámaras de giros, ya sea genéricos o específicos. La ley, en su artículo 11, a la letra dice:

Las Cámaras de Industria serán específicas o genéricas, nacionales o regionales. Las Cámaras de Industria específicas nacionales se integrarán con empresas y sus establecimientos en el país, que realicen actividades en un mismo giro industrial.

Función de las cámaras empresariales

El primer objetivo de las cámaras empresariales, que plantea el artículo 7 de la ley es:

I. Representar, promover y defender los intereses generales del comercio, los servicios, el turismo o de la industria según corresponda, como actividades generales de la economía nacional anteponiendo el interés público sobre el privado;

Para representar de manera puntual los intereses de las empresas turísticas, no es suficiente la afiliación a la Cámara de comercio. Las necesidades de la industria turística son complejas y específicas. De lo que se trata es de estimular un mejor diálogo entre el gobierno y los empresarios para tener un mayor crecimiento, diversificación y competencia entre los actores empresariales.

En resumen

El comercio, como queda definido en la Ley de Cámaras… agrupa a toda la actividad comercial, de servicios y de turismo, en una sola cámara, mientras que la industria tiene la ventaja de agruparse en cámaras específicas o genéricas, regionales o nacionales.

Las empresas turísticas necesitan agruparse con sus pares. Es lo correcto, sobre todo cuando el turismo es una de las actividades más relevantes de la economía de nuestro país. Solo dándole el lugar que se merece y no estando ligado a todo el sector terciario, puede el turismo tomar el liderazgo que le corresponde.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.