Industria en México y Estados Unidos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Industria en México y Estados Unidos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Industria en México y Estados Unidos

18/06/2020
Actualización 18/06/2020 - 13:00

Se publicó ya el dato de actividad industrial para mayo, en Estados Unidos. Nosotros tenemos el dato de abril, apenas. Sin embargo, tanto la industria en general, como las manufacturas específicamente, han tenido un comportamiento muy similar en ambos países a partir del NAFTA.

Aunque el ingreso de China a la OMC tuvo un impacto en la integración de las manufacturas entre México y Estados Unidos, durante los últimos diez años se recuperó buena parte de lo perdido, y el promedio de crecimiento desde 1996 y hasta 2018 fue muy parecido en ambos países. En la industria, México creció 2 por ciento anual, y Estados Unidos 1.8 por ciento. En las manufacturas, ellos crecieron 1.9 por ciento promedio, nosotros 2.6 por ciento.

Esta cercanía se empezó a perder desde el año pasado, porque las decisiones internas de México han resultado costosas. Ya lo hemos platicado en muchas ocasiones, así que no lo repito, pero el impacto es notorio. De enero de 2019 a abril de 2020, mientras la industria estadounidense cayó -0.7 por ciento, la nuestra lo hizo en -3.7 por ciento. En las manufacturas, allá cayeron -1.6 por ciento, acá -2.5 por ciento. Esta separación puede implicar que hoy mismo estemos sobre trayectorias diferentes, pero no lo sabemos, de forma que supondré que no es así, y con base en ello analizo las principales ramas de las manufacturas en ambos países.

Primero, en abril la industria de Estados Unidos tuvo una caída de -16 por ciento y sus manufacturas de -20 por ciento. En cambio, nuestra industria cayó -30 por ciento y nuestras manufacturas -36 por ciento. Digamos que el golpe fue de casi el doble en México. Para mayo, allá cayeron 15 por ciento en la industria y 16.5 por ciento en las manufacturas. Esto haría pensar que en México los datos no serán muy diferentes en mayo de lo que fueron en abril, como ya habíamos comentado hace unos días.

Para comparar, seleccioné algunas ramas que, en conjunto, representan 78 por ciento de las manufacturas en México: alimentos, bebidas y tabaco, textil, química, maquinaria y equipo, cómputo, equipo eléctrico y transporte. El comportamiento es parecido en todas ellas en los últimos tiempos, e incluso en automotriz es difícil distinguir México de Estados Unidos. Bueno, en alimentos, bebidas y tabaco, las caídas en abril fueron cercanas: -8 por ciento en EU y -5 por ciento en México. Algo similar ocurre en química, -5 por ciento allá y -7 por ciento acá, y en equipo eléctrico, donde la caída fue de -7 por ciento en el norte y -10 por ciento en México. También automotriz, aunque ahí el golpe fue durísimo: -83 por ciento en EU, -86 por ciento en México. En casi todas ellas hay una 'mejoría' para mayo en Estados Unidos, la caída se reduce más o menos en un tercio. En equipo eléctrico ocurrió lo contrario, la caída se incrementó en un tercio.

En las otras tres ramas, las cosas sí se pusieron muy feas en México. En textil, mientras allá la caída fue de -30 por ciento en abril, acá llegó a -77 por ciento. En maquinaria y equipo, mientras en Estados Unidos hubo una contracción de -22 por ciento, en México llegó justo al doble, -44 por ciento. Y en equipo de cómputo prácticamente no hay caída en Estados Unidos, pero México se desploma -29 por ciento. Las tres ramas tuvieron un comportamiento similar en abril y mayo en Estados Unidos, de forma que no esperaría que acá haya resultados muy diferentes.

Le presento esta información para que pueda usted interpretar mejor lo que ocurre todos los días. Por la forma en que miden el crecimiento en Estados Unidos, muchas personas creen que en mayo ya hubo un repunte, pero no es así. Si acaso, la caída se aminoró un poco, pero sigue siendo la más grande en cien años, tanto para la industria como para el empleo. Y acá, todo indica, debe ser un poco peor. No se vaya usted a ilusionar todavía.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.