Se inaugura
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se inaugura

COMPARTIR

···
menu-trigger

Se inaugura

29/10/2019
columnista
Rafael Cué
La Fiesta Está Viva

Este próximo domingo 3 de noviembre, en punto de las 16:30 horas, dará comienzo la Temporada Grande 2019-2020 en la Plaza México. Ésta no es sólo una Temporada más, ninguna lo ha sido ni lo será, cada tarde, cada toro y cada torero tienen su historia detrás, todas especiales e importantes.

La tauromaquia, para muchos millones de mexicanos, es la cultura que abrazamos desde lo más profundo de sus valores gestionados y formados por más de cuatro siglos y medio en nuestro país; negarlo es negarnos como mexicanos. Los tiempos que corren nos obligan a ser auténticos dentro de una sociedad que pretende en redes ser quien muchas veces no es. La vida no es una “selfie”, ni equis número de “likes”. Progresar, perseguir los sueños, triunfar y también, cómo no, fracasar, requiere de entrega, sacrificio y mucho trabajo.

Nada viene fácil, y lo que viene fácil no trasciende, como sí lo hace el toreo; por eso no me canso de decir que la tauromaquia es una gran escuela de vida, tanto para los toreros como para los ganaderos y aficionados; es la representación real de la vida. Se lidia con la muerte, que es lo único seguro que tenemos al nacer; el secreto está en lidiar con ella con gracia, felicidad y arte, lo que no emborrona los tropiezos y fracasos.

Vivir en un país taurino es un privilegio, por el simple hecho de poder decidir con libertad si abrazas esta cultura como forma de vida. Los suecos, por ejemplo, no tienen esta libertad, nosotros sí, y por eso la defendemos con inteligencia, respeto y con la ley por delante, le pese a quien le pese.

Para quienes somos taurinos, aquí no hay niveles, eres o no eres, si eres muy intenso y sólo hablas de toros, está bien, pero si disfrutas ir a tres o cuatro festejos al año también está bien, y lo digo porque ejerces el derecho constitucional del acceso a la cultura, a la emoción y sensaciones que despierta una corrida de toros; no importa si sabes el nombre de todos los pases y pintas de todos los toros, o bien si sólo vas a la plaza a disfrutar, abriendo tus sentidos a captar desde el colorido hasta la emoción por vía del peligro, admiración o la belleza.

El cartel inaugural es por demás interesante. Diego Ventura, Figura indiscutible del rejoneo mundial, regresa tras triunfal temporada americana y europea en 2019; imposible olvidar en la inauguración de la Temporada Grande pasada, el indulto al toro “Fantasma”, de la ganadería de Enrique Fraga, donde volvió loca a la plaza y fue el inicio de una gran temporada por nuestro país. Tenerlo en esta plaza es un lujo que debemos aprovechar y disfrutar. Ventura lidiará dos toros de la ganadería de Fernando de la Mora.

Completan el cartel tres toreros a pie. Estará Antonio Ferrera, diestro hispano que vive su mejor momento, triunfador de la Temporada pasada, cuya tauromaquia es rica en historia y amplia de recursos, una enciclopedia activa del toreo, un toreo distinto, auténtico; alternará Ferrera con dos talentos mexicanos jóvenes: Leo Valadez —con menos de tres años de alternativa, quien ha formado un estupendo año comenzando en Guadalajara, donde triunfó rotundamente al cortar tres orejas a un bravo y bien presentado encierro de Pozo Hondo, que le sirvió para verse colocado en muchas ferias, en buenos carteles en los que dio la cara, triunfó y se notó tremenda evolución a las buenas maneras y capacidad que mostró desde novillero— y José María Hermosillo, quien llegará ese día como novillero y saldrá como matador de toros, una alternativa merecida, ganada a sangre y fuego, llena de triunfos tanto aquí como en España. El hidrocálido lo soñó, se sacrificó enormemente, entregó su vida al toreo y éste hoy le recompensa con una alternativa de lujo y categoría en la plaza más importante de este país, en una de las tardes de mayor prestigio en el calendario nacional.

Los de a pie lidiarán toros de Julián Hamdan.

Todo está listo para el inicio de lo que deseo sea una gran Temporada Grande, con triunfos para los ganaderos, que vendrán de la mano entonces con triunfos de los toreros. El público, el más importante en esta ecuación, espero haga muy buenas entradas.

Que viva la Fiesta desde los tendidos, y que sigamos enriqueciendo el arraigo centenario de esta tradición mexicana.

Para los foráneos, habrá cobertura en televisión: Unicable el canal, en los micrófonos estaremos Heriberto Murrieta, Francisco Ramón Ávila “Yiyo”, y un servidor. Los esperamos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.