Migración y racismo, centrales en la reelección de Trump
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Migración y racismo, centrales en la reelección de Trump

COMPARTIR

···
menu-trigger

Migración y racismo, centrales en la reelección de Trump

30/08/2019
Actualización 30/08/2019 - 15:47

No hay semana que Donald Trump no envíe un tuit atacando a los migrantes. No hay semana que no los maldiga. La semana anterior, por ejemplo, arremetió en dos temas: la enmienda constitucional número 14, que otorga la ciudadanía por nacimiento, y el laudo de la Corte conocido como Flores, que impide que los niños migrantes sean retenidos más de 20 días.

¿Por qué Trump es tan consistente en sus ataques a los migrantes? ¿A qué se debe que haga de la migración un tema central en su campaña presidencial de 2016, en la de medio término de 2018 y en la que se aproxima de noviembre de 2020?

La respuesta está en el Colegio Electoral. Es decir, la forma arcaica de votación en Estados Unidos en que cada estado tiene asignados un número de votos electorales dependiendo del tamaño de su población. El candidato que obtiene mayoría en un estado se lleva todos los votos electorales, lo cual hace posible que el candidato vencedor no sea necesariamente el que consiguió más votos a lo largo y ancho del país.

Ese fue el caso de Trump en 2016. Hillary Clinton lo aventajó por cerca de tres millones de votos; pero en el Colegio Electoral Trump logró una contundente victoria por 306 votos contra 232 de Clinton. Sin Colegio Electoral, el magnate de los bienes raíces estaría hundido. Su popularidad nunca ha alcanzado el 50 por ciento y por lo general se mantiene cerca de la marca de 40 por ciento. Hoy roza 42 por ciento.

Sin embargo, la evaluación preelectoral es que tiene mayores posibilidades de ganar en 2020. Su popularidad se ha fortalecido en algunos de los llamados estados columpio. Es decir, en aquéllos que la votación puede ir hacia el Partido Republicano o al Demócrata.

Trump y sus asesores de campaña han detectado que el tema de la migración y el racismo resuena en la base republicana de cinco estados columpio: Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Iowa y Minnesota. (Common Content Data Set, CCES 2016).

Según la base estadística de la elección CCES de la Universidad de Harvard, la migración en esos estados reviste para los republicanos una importancia mayúscula, cercano a 80 por ciento, mientras que para los demócratas no es relevante, menos de 25 por ciento. La misma tendencia se observa en relación a la deportación: altamente apreciada por los republicanos y despreciada por demócratas.

Trump no duda. Su prioridad es reelegirse y sus ataques a los migrantes, incluidas las redadas en sitios de trabajo, sólo aumentarán de aquí a noviembre de 2020.

Malas noticias para México. Hay cuando menos 60 mil migrantes varados en las ciudades fronterizas mexicanas y los números siguen creciendo rápidamente. (La gran mayoría proviene de Honduras, Guatemala y en menor medida de El Salvador).

La Casa Blanca ya decidió exportar el problema a México. La mitad de los que esperan, 30 mil, están haciendo literalmente cola en México para hacer su primera entrevista de petición de asilo en Estados Unidos. Los otros 30 mil han sido los retornados a través de los Protocolos de Migración Segura (MPPs por siglas en inglés).

Los ataques a los migrantes se agravarán en la medida que nos acerquemos a la elección. Es importante tomar en cuenta que estos son parte central en la estrategia electoral de Trump. Por eso, AMLO y su diplomacia no deben 'calentarse' con las provocaciones de quien aspira a reelegirse.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.