menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Libertades y censura

COMPARTIR

···
menu-trigger

Libertades y censura

21/01/2021
Actualización 21/01/2021 - 14:32

Sorprendió al mundo que AMLO no condenase el violento asalto al Capitolio de Estados Unidos. Su discurso se centró más bien en la crítica a Twitter y Facebook por cerrar las cuentas de su amigo Donald Trump, ya que se incitaba a la violencia. Lo consideró un acto de censura. Como dice el dicho, cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar.

De tal suerte que ahora AMLO propone crear una red social del gobierno para no correr el riesgo de quedar incomunicado por redes sociales. Intriga un poco qué piensa decir en los próximos procesos electorales. Rechazó tajantemente el mandato del INE por cancelar las mañaneras. Arguye se le censura y se le impide comunicarse con el pueblo en épocas de Covid-19 y de crisis que requieren de información.

A nadie conviene que el árbitro electoral sea deslegitimado porque los procesos no podrían realizarse con certeza y legalidad. La independencia del órgano autónomo es condición indispensable para que funcione la democracia mexicana. No es un problema de dinero, ni de falta de neutralidad, es obligación del INE el cumplimiento de la norma constitucional. El artículo 134 es claro: “Los servidores públicos de la Federación, los estados y los municipios, así como del Distrito Federal y sus delegaciones, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos.

“La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.

AMLO se ha posicionado con la 'mañanera', la usa para atacar a empresarios, periodistas, partidos políticos, coaliciones electorales, organizaciones civiles, para hablar de Morena y sus conflictos, entre otros muchos temas. De ahí la reflexión del INE. No se trata de un acto de censura, ni de coartar la libertad de expresión, se busca la imparcialidad de autoridades en la contienda electoral, propuesta en la cual insistió el propio AMLO cuando estaba en la oposición. Este tema y la autonomía del órgano electoral fueron banderas para las Reformas Políticas en un largo proceso de acuerdos.

Sin duda existe una preocupación sobre el control de las redes por los dueños de las plataformas, vieja discusión, que incita a legislar en la materia, pero como se compromete la libertad de expresión al explorar las medidas, no se ha avanzado ni en México, ni en otros países. Son los contratos con las empresas las que regulan el uso de las redes y ahí se establecen reglas.

AMLO dijo que llevará el tema al G-20, sin duda es un asunto de interés internacional, pero el problema es la credibilidad de AMLO en ese ámbito. La falta de reconocimiento del truinfo de Joe Biden, el rezo a las estampitas para frenar el Covid-19 y su mal manejo con miles de muertes, la falta de cumplimiento de contratos internacionales, y la reciente carta de EU sobre energías limpias y la violación al TMEC, la adjudicación directa de contratos, la falta de transparencia, minan su posición.

Se protege carbón, refinación e hidroeléctricas para producir energía en México. No será suficiente para lograr satisfacer la demanda nacional si realmente se logra impulsar el desarrollo. Países como Alemania produjeron la mitad de su consumo nacional energético con energía solar y eólica. Países nórdicos han emitido reglas para prohibir motores de combustión para 2030. El mundo avanza con las NTI y las energías limpias. No se afecta la calidad del aire, ni del sol, ni el paisaje, como afirman algunos servidores públicos.

Aquí retrocedemos, tanto en libertades como en desarrollo. El 'estás conmigo o contra mí' de AMLO, como política de gobierno, no solo polariza, impide el diálogo sensato, la escucha de propuestas y mejoras viables para impulsar el crecimiento del país. Se desdeña el conocimiento científico, los acuerdos y se favorece el discurso político dirigido a los votantes cautivos, que se supone son los beneficiarios de apoyos y ayudas sociales, que en zonas apartadas y poblaciones urbanas han penetrado por todo el país.

La renuncia de la directora de vacunación, Miriam Veras, aunque se dice que fue por motivos de salud, siembra dudas sobre el proceso de la aplicación. López-Gatell dice que la vacuna contra el Covid-19 no se ha incorporado al sistema de vacunación universal porque su abasto aún es irregular. Pero que sea el Estado el único proveedor de la vacuna para llevar un control adecuado, a través de los llamados siervos de la nación, operadores políticos, según denuncian los partidos, no abona a la transparencia. Y entonces, ¿quién censura?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.