Instalación de una nueva refinería
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Instalación de una nueva refinería

COMPARTIR

···
menu-trigger

Instalación de una nueva refinería

12/11/2019

Según los estándares internacionales, los trabajos de erección y de ingeniería de producción de una refinería de petróleo crudo de tamaño mediano lleva al menos de 4 a 6 años para habilitarla. Las condiciones de la seguridad de operación deben ser máximas.

Una refinería está compuesta por muchas sub-unidades y servicios complementarios, considerándose una óptima refinería la que cumple en forma rigurosa con lo siguiente: localización del terreno adecuado, depósito seguro de sus desperdicios tóxicos, suministro de gran volumen de agua y de energía eléctrica, protección contra total contra la corrosión, programas de ejecución rigurosa de la ingeniería de mantenimiento preventivo y correctivo y programas de ejecución moderna de rehabilitación y capacidad tecnológica.

La sola construcción de la infraestructura de una refinería de tamaño mediano lleva de 24 a 36 meses, pero lo más importante es el tiempo agregado que se necesita para la primera producción, lo cual implica 12 a 24 meses más después de haber sido montada para poder alcanzar la máxima producción dentro de la seguridad de sus instalaciones y operaciones y la calidad constante de los refinados.

Mi diagnóstico es que la refinería de Dos Bocas en México, para que funcione en su totalidad, llevará al menos de 4 a 5 años.

Más del 80 por ciento de las reservas mundiales de petróleo se encuentran en diez países: (por orden de importancia) Venezuela, Arabia Saudita, Canadá, Irán, Iraq, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Libia y Nigeria.

Refinerías más grandes del mundo y su capacidad de refinación.

India, 1.24 (millones de barriles diarios).

Venezuela 955,000 (miles de barriles diarios).

Corea del Sur 775,000 bd

Estados Unidos 669,000 bd

Singapur 592,000 bd

Estados Unidos Exxon 584,000 bd

Arabia Saudita 550,000 bd

Estados Unidos Garyville 522,000 bd

En todas esas refinerías, antes de su construcción, se evaluaron con sumo cuidado los posibles daños ecológicos durante toda su vida útil. En México, para la construcción acelerada de la refinería de Dos Bocas, no se han dado a conocer los resultados de la necesaria rigurosidad de las investigaciones sobre los posibles daños ambientales.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.