¿Qué tanto pueden vivir los humanos?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué tanto pueden vivir los humanos?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Qué tanto pueden vivir los humanos?

10/12/2019

Los humanos vivimos más tiempo. La expectativa de vida al nacer ha estado creciendo por varios años. Se ha duplicado en el mundo al menos en los dos últimos siglos.

Este incremento de la vida fue previamente relacionado por la reducción en la mortalidad infantil. Sin embargo, alrededor de los años 60´s, el principal efecto ha sido la reducción de la mortalidad en la edad de los ancianos. Al incremento de la duración de la vida ha contribuido al rápido aumento en el número de personas de edad, aquellos que viven cerca o más de los de cien años.

Existen diferentes niveles de salud entre la población de edad avanzada. Estudios recientes han mostrado progresos en la salud medida por las Actividades de la Vida Diaria, tales como las actividades básicas necesarias para realizar una vida independiente y segura como bañarse, vestirse, pasear y sin ayuda para alimentarse.

La disparidad en las formas de cuidados de la salud, pueden en cierta forma explicarnos las diferencias. En México, debido a las crecientes crisis económicas, la violencia y la inseguridad, ha bajado en forma muy severa el apoyo a los ancianos, apoyos que son afectados por la reducción y la falta de clínicas para tratamiento médicos, medicamentos, trabajadoras sociales, enfermeras, psicólogos y médicos que los atiendan en centros de acogida, clínicas y hospitales.

Al reducir, como se hace actualmente en México, dinero y recursos para el cuidado de las personas mayores de ambos sexos es muy riesgoso, especialmente para los ancianos que pertenecen a los grupos socioeconómicos más bajos.

Los recursos que el gobierno no destina para los ancianos generan ausencia de tratamientos, asistencia oportuna, mejor alimentación máxime cuando sus familias carecen de recursos para hacerlo.

Por ello, ahora en 2019 en la Ciudad de México y el resto del país es más frecuente observar a ancianos y a niños viviendo en las calles con ropa inadecuada para la inclemencia del tiempo, sin alimentos y sin ningún tipo de asistencia médica ni seguridad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.