menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El ‘encierro’ forzado de la inversión en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

El ‘encierro’ forzado de la inversión en México

08/07/2020
columnista
Víctor Piz
Dinero, Fondos y Valores

Hoy más que nunca es urgente crear un ambiente de confianza en el país, pues es una condición necesaria para la inversión y el crecimiento.

“México no crece más porque no invierte más, y no invierte más por una serie de factores, uno de ellos es la confianza y certidumbre que se debe tener”, dijo Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, en el programa La Silla Roja de El Financiero Bloomberg.

Su opinión es coincidente con la de Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, quien alertó que “si no damos señales claras de certidumbre, Estado de derecho, respeto a los organismos independientes y a los tres poderes, y (si no) mejoramos la crisis profunda que tenemos de seguridad, será difícil salir adelante”.

Al final de cuentas, “los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, van a donde son bien recibidos”, agregó la también presidenta de DuPont para Latinoamérica en el foro de El Financiero Bloomberg sobre empresas globales.

Pero “nadie va a invertir en un lugar donde las reglas con las que decidió invertir van a cambiar constantemente”, apuntó Salazar. Subrayó que “en México se tiene que asegurar una mayor certeza en la legalidad”.

En una entrevista para la nueva edición de El País en México, Carlos Urzúa dijo que la inversión privada, tanto nacional como extranjera, cayó “por una falta de confianza, me parece a mí, en el gobierno federal”.

Peor aún, “es el signo más desalentador y más peligroso, aparte del asunto humano, el desempleo y la pobreza”, alertó quien fue el primer secretario de Hacienda de la 4T.

El lunes el Inegi anunció que en abril, primer mes completo de confinamiento en el país por la pandemia de Covid-19, la inversión fija bruta registró una caída anual de 37.1 por ciento, la más profunda desde que se tiene registro.

La fuerte caída, obviamente mucho mayor a la esperada por los analistas, provocó un retroceso de la inversión productiva de más de dos décadas al ubicarse en un nivel no visto desde enero de 1998.

El gasto de inversión en construcción en el cuarto mes del año se desplomó 36.3 por ciento anual, afectado principalmente por la construcción residencial, donde la inversión se derrumbó 41.1 por ciento.

La inversión en maquinaria y equipo cayó 38 por ciento respecto a abril de 2019 ante la tendencia muy negativa del gasto en equipo de transporte, directamente afectado por la suspensión de actividades en la industria automotriz entre finales de marzo y mayo.

Si bien es evidente el impacto económico de la pandemia, la inversión también se ha visto perjudicada de manera considerable desde inicios de 2019 por la mayor incertidumbre local.

Tan es así, que en abril la inversión fija bruta cumplió 15 meses consecutivos en contracción, pero su caída ya era acelerada desde antes de la llegada a México de la epidemia por el Covid-19.

Es muy posible que en mayo no haya habido un rebote de la inversión, pues en ese mes continuaron las medidas de confinamiento.

Aun en junio, primer mes de la ‘nueva normalidad’, probablemente se mantuvo una tendencia descendente.

Difícilmente se verá una mejoría en el ánimo de las empresas para salir del ‘encierro’ de inversión, ni con la reapertura gradual de actividades en la economía.

Hay un largo camino por recorrer en el tránsito a la ‘nueva normalidad’, pero al mismo tiempo es necesario crear un ambiente propicio para la inversión privada.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.