Riesgo de ‘inflar’ los ingresos esperados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Riesgo de ‘inflar’ los ingresos esperados

COMPARTIR

···

Riesgo de ‘inflar’ los ingresos esperados

11/09/2019

El Paquete Económico para 2020 tiene la virtud de proponer una meta de equilibrio fiscal y mantener prácticamente estable el nivel de la deuda pública como proporción del PIB.

Sin embargo, el escenario económico está construido sobre supuestos optimistas de crecimiento y producción petrolera, en un entorno de incertidumbre y volatilidad financiera global.

El riesgo es que los ingresos previstos sean insuficientes y que comprometan el cumplimiento de la meta de un superávit primario equivalente a 0.7 por ciento del PIB, si no se hacen ajustes en el gasto.

La previsión de crecimiento económico para 2020, de entre 1.5 y 2.5 por ciento, supera las expectativas del mercado.

Para las estimaciones de finanzas públicas se considera un crecimiento puntual de 2 por ciento.

En la Encuesta Citibanamex de Expectativas, el pronóstico de crecimiento de los analistas para 2020 se ubica en 1.3 por ciento.

El riesgo es que un crecimiento en un rango menor al previsto en el Paquete Económico haga inviable la meta de superávit en el balance primario, a menos que se hicieran ajustes en el gasto.

En el caso de la producción de petróleo, se propone una plataforma de 1.951 millones de barriles diarios sobre la base del Plan de Negocios de Pemex y de estimaciones de la Secretaría de Energía.

Implicaría un incremento de 13 por ciento respecto a la producción promedio prevista para este año, de 1.727 millones de barriles de petróleo diarios.

Además, tras 15 años en declive, significaría un aumento de 224 mil barriles diarios de un año a otro, lo que se ve cuesta arriba sin la participación privada en proyectos de exploración y extracción petrolera.

Para eso se tendrían que retomar algunos de los mecanismos contemplados en la reforma energética de 2014, que el presidente Andrés Manuel López Obrador descalifica: las rondas de licitaciones petroleras o las asociaciones estratégicas de Pemex con terceros (farmouts).

Habrá que dar el beneficio de la duda al modelo anunciado por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en entrevista con El Financiero, sobre las licitaciones de los primeros contratos de asociaciones público-privadas que iniciará Pemex en noviembre.

Eso se complementará con los apoyos fiscales del gobierno a la empresa por 86 mil millones de pesos para alcanzar la meta de producción petrolera.

Pero si el mercado considera poco creíbles las metas de producción petrolera para 2020 y años posteriores, crece la probabilidad de que Moody’s recorte la calificación crediticia de Pemex, que podría perder el grado de inversión por parte de una segunda calificadora.

Por lo pronto, los analistas de mercados coinciden en que las proyecciones de crecimiento económico y producción petrolera para 2020 son ‘ambiciosas’ o, en el mejor de los casos, ‘optimistas’.

Tienen dudas sobre la factibilidad de las metas de finanzas públicas ante el riesgo de sobreestimar o ‘inflar’ los ingresos esperados.

Fuera de eso, el consenso en el mercado es que, en términos generales, el Paquete Económico es razonable y fiscalmente responsable, aunque no exento de riesgos y retos.

Veremos si los legisladores le hacen ajustes.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.