Se acaban las ‘municiones’ monetarias
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se acaban las ‘municiones’ monetarias

COMPARTIR

···

Se acaban las ‘municiones’ monetarias

18/09/2019

Para este miércoles, la atención de los mercados financieros e inversionistas está centrada en la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Se espera un nuevo recorte de 25 puntos base al nivel objetivo para la tasa de Fondos Federales, a un rango de entre 1.75 y 2 por ciento.

En su reunión de julio, como se anticipaba, la Fed recortó en 25 puntos base su tasa de referencia por primera vez desde la crisis financiera de 2008.

La Fed se ligó a un amplio número de bancos centrales que han adoptado posturas monetarias más acomodaticias o laxas ante el entorno de mayor incertidumbre, caracterizado por la debilidad económica global y las menores presiones inflacionarias, a lo que se suman las tensiones geopolíticas en Medio Oriente.

La desaceleración de la economía mundial, que pudiera llegar a convertirse en una recesión, ha sido generalizada y mayor a la esperada ante los efectos de las disputas comerciales entre EU y China.

La buena noticia es que el conflicto comercial parece estar encaminándose a una solución, luego de que se anunció una tregua en la aplicación de aranceles entre los dos países y se abrió la puerta a un posible acuerdo.

El relajamiento de las tensiones comerciales es el mejor aliado de la Fed, que ha estado bajo la presión de los mercados y del presidente Donald Trump para hacer más recortes a la tasa.

Además de la ola mundial de recortes en las tasas de referencia, algunos bancos centrales han adoptado medidas adicionales de relajamiento monetario para estimular el crecimiento de sus economías.

La duda es si las autoridades monetarias aún tienen ‘municiones’ o si ya se agotaron.

En su reunión de la semana pasada, el Banco Central Europeo anunció un recorte a la tasa de depósitos en territorio negativo de 10 puntos base, a –0.50 por ciento, que se había mantenido sin cambios desde marzo de 2016.

Además, informó que instrumentará un nuevo programa de compra de activos a partir de noviembre, por 20 mil millones de euros mensuales, para mantener condiciones de liquidez favorables.

Las medidas de política monetaria se anunciaron en el contexto de la incertidumbre sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Sin embargo, el BCE debe tomar acciones para mitigar el impacto de las tasas de interés negativas sobre la economía de la zona euro.

Tasas significativamente bajas o negativas pueden no tener el efecto esperado si los europeos creen que la economía está en ruta al crecimiento cero o, peor aún, a la recesión.

Algunos analistas piensan que el nuevo estímulo monetario probablemente no será suficiente y estiman que al BCE le quedan pocos ‘cartuchos’ si la economía se debilita aún más.

El hecho es que el margen de maniobra de los bancos centrales es cada vez más limitado.

La pregunta es qué hará el Banco de México. ¿Se subirá a la ola global de recortes en las tasas de interés?

Sin presiones inflacionarias y con una economía estancada, probablemente Banxico recortará su tasa de referencia en 25 puntos base, a un nivel de 7.75 por ciento, en su reunión de la próxima semana o antes de finalizar el año.

Por ahora no se desacoplará de la Fed para mantener un diferencial de tasas favorable para el peso frente al dólar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.