menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sí, tocamos fondo; falta salir del pozo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sí, tocamos fondo; falta salir del pozo

12/08/2020
Actualización 12/08/2020 - 8:41
columnista
Víctor Piz
Dinero, Fondos y Valores

Este miércoles al mediodía, el IMSS dará a conocer el reporte de empleo formal al cierre de julio, aunque el presidente López Obrador ya adelantó que en ese mes “sólo se perdieron” tres mil 900 puestos de trabajo.

En su informe del fin de semana sobre el empleo, recordó que él había dicho que “en julio, si no se recontrataban trabajadores, no íbamos a perder ya la misma cantidad” de empleos que en los meses anteriores.

AMLO también indicó que “la buena noticia es que en los (primeros) días que van de agosto ya se han contratado casi 15 mil nuevos empleos”.

El presidente dijo que “ya dejamos de perder empleos y ya vamos para arriba” y que, por eso, “hablé de la figura de la ‘V’, (lo que indica) que ya tocamos fondo y ya vamos de salida”.

El escenario descrito por AMLO es una de las referencias sobre la posible recuperación de la actividad económica en México.

Otro escenario es el de una afectación tipo ‘V’ profunda, pero con forma de palomita, que es más probable que una ‘V’ simétrica.

Así lo deja ver la producción industrial, que en junio –primer mes de la nueva normalidad– tuvo un repunte histórico respecto a mayo, pero aún está muy por debajo del nivel de actividad registrado en febrero.

Puede ser que la economía mexicana ya tocó fondo, aunque su recuperación no será rápida ni vigorosa y mucho menos proporcional a su caída histórica.

El consenso de analistas en la Encuesta Citibanamex de Expectativas del 5 de agosto anticipa un rebote del PIB de 3.4 por ciento para el próximo año, que es alrededor de una tercera parte de la contracción de 9.8 por ciento esperada para 2020.

En el caso del empleo formal, las casi 15 mil plazas recuperadas en la primera semana de agosto representan apenas 1.3 por ciento del millón 117 puestos de trabajo perdidos entre marzo y julio.

Los empleos que faltan por recuperar no se van a generar en los cinco meses restantes de 2020 ni incluso en 2021.

Los pronósticos en la encuesta del Banco de México sobre expectativas de los especialistas del sector privado publicada el 3 de agosto esperan la pérdida de un millón 184 mil puestos de trabajo en 2020.

Para el cierre de 2021, se prevé la creación de 350 mil plazas. Eso implicaría recuperar sólo tres de cada 10 empleos que se estima perder en este año.

Lejos estamos de volver al número de trabajadores afiliados al IMSS en febrero pasado, antes de la llegada de la epidemia de Covid-19 a México, cuando había 20 millones 613 mil asegurados.

Otra lectura del mercado laboral, basada en la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo del Inegi, nos dice que la pérdida de empleos llegó a 12.5 millones en abril.

De ese tamaño fue la salida de personas de la fuerza laboral durante el primer mes completo de confinamiento y distanciamiento social por la pandemia.

Para junio se recuperaron casi 4.8 millones, pero 1.7 millones son empleos formales y más de tres millones son informales.

Sin embargo, la misma encuesta del Inegi cataloga a 0.9 millones de personas como desocupadas.

Si éstas se suman a la población desocupada de 1.9 millones en mayo, había 2.8 millones de mexicanos en condición de desocupación en junio.

Obviamente, las personas sin empleo sufren una fuerte pérdida de ingreso en perjuicio de la situación económica de sus hogares.

La gran duda es cuántos de los puestos de trabajo perdidos en los últimos cinco meses podrán reponerse durante la recuperación de la economía y qué proporción del desempleo será permanente.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.