¿Unanimidad o voto disidente en Banxico?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Unanimidad o voto disidente en Banxico?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Unanimidad o voto disidente en Banxico?

26/09/2019

Hoy a la 1 de la tarde se anunciará la decisión de política monetaria de la Junta de Gobierno del Banco de México, donde el mercado espera que la tasa de referencia baje en 25 puntos base, a un nivel de 7.75 por ciento.

Más aún, después de que, en su reunión de la semana pasada, la Reserva Federal de Estados Unidos recortó su tasa de referencia en 25 puntos base, a un rango de entre 1.75 y 2 por ciento, pese a la división interna.

El relajamiento en la postura monetaria de Banxico está ‘cantado’, según los economistas consultados por Bloomberg, pues 21 de 24 esperan que la tasa de referencia disminuya en 25 puntos base este jueves.

Dos analistas –Joel Virgen de BNP Paribas y Enrique Covarrubias de Actinver– anticipan una reducción de 50 puntos base y uno más –Mario Correa de Scotiabank– no prevé cambios, pero pronostica que el próximo movimiento de la tasa será una disminución de 25 puntos base el 14 de noviembre.

En cualquier caso, será la segunda baja después de la del 15 de agosto, cuando descendió en 25 puntos base desde el máximo de 8.25 por ciento.

Ese fue el primer recorte de tasas desde junio de 2014 y marcó el inicio de un ciclo de bajas, después de que Banxico mantuvo una postura monetaria restrictiva desde diciembre de 2015, que implicó 15 incrementos en la tasa de referencia a partir de 3 por ciento.

Habrá un recorte más en noviembre o el 19 de diciembre, pues “el pronóstico para la tasa de fondeo al cierre de 2019 permanece en 7.50 por ciento”, según la Encuesta Citibanamex de Expectativas.

Pistas en esa dirección se espera tener en el comunicado de esta tarde.

El relajamiento monetario de Banxico confirma dos cosas: una, que el Índice Nacional de Precios al Consumidor disminuye conforme a lo previsto, como lo corroboró el dato de inflación general para la primera quincena de septiembre en el objetivo de 3 por ciento anual.

Otra, que las condiciones de holgura de la economía mexicana continúan relajándose, incluso más de lo esperado, lo que incrementa la brecha del producto en terreno negativo.

Para 2019 se estima en la misma encuesta de Citibanamex que el crecimiento del PIB se ubique en sólo 0.4 por ciento y que en 2020 sea de 1.3 por ciento.

De manera particular, las perspectivas de crecimiento para el presente año siguen deteriorándose.

De los 21 grupos de análisis encuestados por Citibanamex, Finamex y UBS esperan un crecimiento de únicamente 0.1 por ciento en 2019. El menos ‘pesimista’ de todos es Banorte, que lo pronostica de 0.8 por ciento.

La inflación estable y la economía estancada justifican el nuevo recorte en la tasa de interés de Banxico.

La única duda es si la decisión de la Junta de Gobierno será unánime o si habrá voto disidente como el 15 de agosto, cuando el subgobernador Javier Guzmán votó a favor de mantener la tasa en 8.25 por ciento.

El ‘halcón’ en Banxico, como se conoce a los banqueros centrales que están más preocupados por la inflación, ha sido partidario de mantener una postura de política monetaria “firme”.

Aunque se mantenga un sentido de prudencia en el anuncio de Banxico, hoy debe confirmarse la continuación de un ciclo de relajamiento monetario, favorecido por la evolución de la inflación en línea con la trayectoria prevista.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.