Caminar del oriente al centro de Mérida es más rápido que en autobús
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Caminar del oriente al centro de Mérida es más rápido que en autobús

COMPARTIR

···
menu-trigger

Caminar del oriente al centro de Mérida es más rápido que en autobús

bulletAunque la diferencia es cuestión de minutos, el transporte público no representa una opción eficiente de movilidad para los meridanos.

EF Península Carlos Orta
02/04/2019
Actualización 02/04/2019 - 9:59
En una ciudad que cada vez tiene más habitantes, el transporte ha sido adecuado a la nueva demanda.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Apenas amanece en Mérida y sobre las banquetas del centro de la ciudad cientos de personas esperan formadas en filas para abordar uno de los camiones o ‘combis’ que los trasladarán a otros puntos de la zona urbana.

Saben que tendrán que pasar más de una hora y posiblemente realizar transbordo para llegar a su destino, pero el sistema de transporte público es la única opción para muchos de ellos. Las distancias y falta de conexiones entre algunos puntos de la capital yucateca, exigen el uso de vehículos o motocicletas que no pueden ser costeados por todos. Caminar, aunque más rápido en promedio, es complicado por situaciones como las altas temperaturas y la falta de banquetas y pasos peatonales en la mayoría de los trayectos.

En la ciudad, 250 mil personas, aproximadamente el 26 por ciento del total de habitantes, utilizan el transporte urbano cada día, según datos del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano y Territorial (IMDUT).

Sin embargo, la mayoría de los traslados tienen paso obligado por la Zona Centro de la ciudad, en la que la gran mayoría de las rutas tienen punto de salida y llegada, por lo que un traslado que en automóvil se hace en 30 minutos, en ocasiones duplica o triplica su duración al hacerlo en camión o 'combi'.

La zona norte, una de las que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años, tiene el mismo problema, pues personas que se tienen que mover entre puntos cercanos en relación a distancia, pierden más tiempo al hacerlo en transporte, que si se hiciera caminando o utilizando la bicicleta.

Caminar del centro de Kanasín, al oriente de Mérida, es entre 3 y 5 minutos más rápido que hacerlo en autobús, cuyo recorrido lleva hasta 68 minutos, según la aplicación Moovit.

El problema del transporte urbano favorece el uso de vehículos, actualmente la capital concentra cerca del 78 por ciento del total de unidades motorizadas en el estado según datos del Inegi, lo que ha complicado el panorama de la movilidad en una ciudad que ha crecido a ritmo acelerado en lo que va del siglo 21.

“¿Cuál es problema? Es el transporte público y la incapacidad del gobierno de gestionarlo”, dice Everardo Flores Gómez, quien encabeza el movimiento ClicloTurixes, dedicado a promover el uso de la bicicleta como medio de transporte y quienes fueron los principales impulsores de la Ley de Fomento Al Uso de la Bicicleta en el Estado de Yucatán, publicada en el Diario OfIcial del Estado en junio del 2013.

La publicación de la ley, una de las primeras en su momento y a la que se unieron estados como Colima, Querétaro, Tamaulipas, Michoacán y Baja California, no ha tenido el impacto deseado, según Flores Gómez, pues no se ha dado la promoción adecuada, ni se ha construido la infraestructura para que se convierta en una opción real para los ciudadanos.

“Si bien era una ley muy noble cambio de políticas públicas no había que hacer muchas cuestiones de infraestructuras, aún así no se hizo nada”, dice el representante del grupo de ciclistas urbanos.

El Instituto Mexicano para la Competitividad coloca a la ‘ciudad blanca’ en la décimo octava posición entre 20 ciudades y en el nivel de competitividad baja en el ramo de “Regulación y Políticas Públicas en favor de la movilidad”, publicado en el Índice de Movilidad Urbana 2018.

Si bien, el transporte en la ciudad es uno de los más seguros del país, la percepción de que es insuficiente para cubrir la demanda de una ciudad que crece a un ritmo acelerado, lo hace caer en el ranking del IMCO.

“¿Qué es lo que tenemos en Mérida? Tenemos 224 rutas que compiten unas con otras, que están todo el día siendo 'canibalizadas', digamos en esa demanda que existe y también que entran muy temprano en la 'hora pico' o muy tarde en la hora también 'pico' y en las 'horas valle' no se presta el servicio”, explica Aref Karam Espositos, titular del Imdut.

“Estamos haciendo un equilibrio entre incrementar la demanda optimizando las rutas de transporte y al mismo tiempo, estamos generando este nuevo esquema en cómo se distribuye un subsidio”.

Karam Espositos aceptó que el proyecto está en la etapa de planificación y este proceso durará todo el año 2019 .

Los transbordos obligados en el Centro de la ciudad, hacen más complicada la movilidad en la ciudad.
Los transbordos obligados en el Centro de la ciudad, hacen más complicada la movilidad en la ciudad.Fuente: Andrea Muñoz

Aunque en fechas recientes se han activado camiones del Servicio Integral de Transporte Urbano (Situr), que recorren de manera directa puntos alejados del Centro de la ciudad , el resto de las rutas mantiene estructuras que no favorecen los traslados rápidos, siendo este uno de los problemas que las autoridades buscan resolver con modificaciones al sistema.

“Yo creo que es un componente que nos puede llevar dos o tres años, no es una obra o una infraestructura que se haga de la noche a la mañana. Imagínate lo que puede representar abrir unas 20 o 30 rutas específicas en donde tengas que cambiar el diseño de la vialidad, en donde tengas que generar carriles preferentes, carriles para bicicletas, pasos peatonales adecuados, donde tengas que hacer paraderos adecuados”.

El titular del Imdut, aseguró que aunado a eso, aplicar esto en una ciudad que está funcionando obliga a que se tengan que hacer de manera gradual.