¿Qué están haciendo los yucatecos con su economía?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué están haciendo los yucatecos con su economía?

COMPARTIR

···

¿Qué están haciendo los yucatecos con su economía?

Yucatán creció 4.3 por ciento en 12 meses contados hasta septiembre de 2018, según cifras del INEGI.

Jonathan Ruiz Torre EF Península
30/01/2019
La construcción de desarrollos residenciales y corporativos es un reflejo del crecimiento económico que mantiene Yucatán.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Su economía crece más que la de Quintana Roo con todo y Cancún. Yucatán, con su capital, Mérida, provoca este reconocimiento del IMCO: “Mérida es la mejor ciudad en el subíndice (de transporte seguro), porque en siete de los nueve indicadores se colocó entre los primeros dos lugares. Destaca en ser la ciudad con la menor percepción de inseguridad en: la calle, automóvil y transporte público, al reportar con las proporciones más bajas de encuestados que reportaron sentirse inseguros”.

Y la inclusión del INEGI ayer, en esta lista: “En su comparación anual, los estados que sobresalieron por el aumento en su actividad económica fueron: Baja California Sur, Veracruz de Ignacio de la Llave, Aguascalientes, Oaxaca, Campeche, Nuevo León, Yucatán y la Ciudad de México, en el tercer trimestre de 2018”.

Yucatán creció 4.3 por ciento en 12 meses contados hasta septiembre de 2018, según esa institución federal.

Hay tres factores que los yucatecos sembraron y de los cuales hoy reciben cosechas:

Uno, la infraestructura. Ampliaron las vías al Puerto Progreso desde Mérida y en estos días terminan una vía de tren —que no es el Tren Maya— que los conecta hasta Houston y paralelamente es acompañada de un ducto de gas natural a la zona industrial nueva de Hunucmá, en donde, entre otras, ya se instaló una planta de Grupo Modelo.

Lo anterior, sin contar la construcción de un parque eólico en el municipio agrícola de Tizimín, que reduce la dependencia local de combustibles fósiles. El gobernador Mauricio Vila y el secretario de Fomento Económico Ernesto Herrera, no quitan el pie del acelerador en esa tarea.

Dos, el ascenso en el nivel de sus empresas y empresarios como José Manuel Madero Garza, de Grupo Bepensa, y Roberto Kelleher Vales, de Inmobilia, que ya financian mediante la BMV sus proyectos de crecimiento.

Tres, lo tecnológico. Yucatán se consiguió un decreto de Zona Económica Especial que le vale beneficios fiscales a quien con la intención de invertir en empresas de la cuarta revolución industrial, se instale en la entidad, lo que apoya a compañías como la de Víctor Gutiérrez Martínez, quien con Plenumsoft compite en el mercado de las regiomontanas Softtek y Neoris.

Cuatro, la seguridad, seria seguridad. El Gobierno estatal acumula tres administraciones seguidas con el mismo liderazgo en la Secretaría de Seguridad Pública, dependencia a cargo de Luis Felipe Saidén Ojeda, quien mantiene vigilado Mérida mediante una eficiente red de cámaras con software que aplica inteligencia artificial para detectar características de vehículos sospechosos.

Cinco. Eso no lo hicieron, pero lo tienen: agua, mucha. En tiempos de cambio climático eso cuenta mucho.

¿Los riesgos? La deforestación y la brecha social. Los árboles desaparecen rápidamente a merced de nuevos desarrollos inmobiliarios y los salarios tal vez no crecen al ritmo de la economía. Los 6 mil 856 pesos mensuales que registra como ingreso promedio el IMCO para los meridanos está por debajo del promedio de ciudades revisadas por esta institución y muy detrás de los siete mil 942 pesos, de sus vecinos de Cancún.