5 ‘muertos’ que descansan en el cementerio de la tecnología
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 ‘muertos’ que descansan en el cementerio de la tecnología

COMPARTIR

···
menu-trigger

5 ‘muertos’ que descansan en el cementerio de la tecnología

bulletLa evolución tecnológica ha dejado en su camino a algunos gadgets y plataformas 'sepultadas' que recordamos en el Día de los Fieles Difuntos.

Omar Ortega
01/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La ‘calaca tilica y flaca’ va dejando ‘cadáveres’ con el paso de los años en un sector vertiginoso como el de la tecnología. Te platicamos de 5 'muertos' tecnológicos que hoy descansan en el cementerio de los gadgets y las plataformas digitales.

El almacenamiento en archivo MP3 fue el primer paso para migrar de la música en formatos físicos a los digitales. El MP3 es un formato de compresión de audio que fue desarrollado por Moving Picture Experts Group (MPEG) en 1987.

En 1998 fue lanzado el primer reproductor comercial de MP3: el MPMFan F10. Pero fue Sony una de las empresas insignia en este tipo de dispositivos.

Sony lanzó Net MD Walkman, que funcionaba con un minidisco de 64 mm de diámetro y que fue comercializado entre 1999 y 2013. Su capacidad era en principio de hasta 80 minutos de audio. Posteriormente Sony fue avanzando en capacidad y diseño con modelos que alcanzaron hasta 5 GB.

Así como estos aparatos, otras marcas lanzaron reproductores de MP3 que se volvieron muy populares en la década de los 2000 debido a su portabilidad y a que era sencillo vaciar música descargada en plataformas como Ares.

Pero la evolución de los smartphones permitió nuevas opciones, como almacenar música en el teléfono, lo que evitaba cargar con dos dispositivos. Plataformas como Spotify y YouTube, entre otras de streaming de música, ‘enterraron’ finalmente a los MP3, que hoy ‘descansan en paz’ en varios cajones.

Lo creó IBM en 1967 para uso interno, y luego se comercializó. Aunque medía 8 pulgadas, significó una revolución al nacer el almacenamiento portátil.

En 1981 pasó a 5.2 pulgadas de tamaño, y subió su capacidad a 1 megabyte.

El disquete alcanzó hasta 1.44 megabytes (algo ridículo en estos días) de capacidad cuando su tamaño se redujo a 3.5 pulgadas, el más famoso.

Consistía en un disco magnético flexible en el que se registraba la información. Una de las desventajas era que se podía contaminar fácilmente con las huellas digitales del usuario provocando pérdida de la información.

Su fama terminó con la llegada de los 2000, y poco a poco se extinguió, al grado de que hoy sólo es un recuerdo de juventud, o niñez, de muchos que entregaron tareas en estos dispositivos.

La principal novedad era que se trataba de un dispositivo táctil en momentos donde los teclados físicos dominaban.

Palm nació como compañía en 1992, pero fue hasta 2002 que la firma logró lanzar su primer dispositivo calificado como PDA, es decir, ‘Personal Digital Assistant’, llamado Palm Pilot.

Estos tenían un sistema operativo propio llamado Palm OS 1.0 y tenían 512 kb de memoria. Durante algunos años, las Palm estuvieron en el mercado sin mayor gloria. Hasta 2008, cuando la empresa firmó su ‘acta de defunción’ al anunciar que dejaría de fabricar PDAs.

Dos años más tarde, la firma fue vendida a HP, que se volvió propietaria del sistema operativo de Palm, al que llamó webOS. Después creo la TouchPad, dispositivo que ‘sepultó’ el nombre de Palm.

Desde entonces no volvió a ser desarrollado un aparato con ese nombre, y en 2011 HP anunció el fin de la producción de los dispositivos con el sistema webOS, que luego vendió a LG.

En el ‘boom’ de las redes, y ante el éxito de Facebook, se lanzó Google+.

Fue en 2011, pero nunca se popularizó entre usuarios que amaban al ‘dichoso’ Facebook y agarraban ‘gusto’ a Twitter.

Google de verdad lo intentó, la promocionó, la actualizó, y hasta ‘obligaba’ a tener un perfil al ligarlo a Gmail, pero fue en vano.

En octubre de 2018 Google anunció que la red social tenía los días contados, y en abril de 2019, en la ‘sala de un hospital’, murió G+.

Windows Messenger nació el 22 de julio de 1999 como una aplicación de mensajería instantánea vía internet que permitía de manera simple agregar a tus contactos de Hotmail.

Esta ventana básica de chat tuvo éxito desde el inicio, y su evolución fue rápida con adiciones como la personalización del banner de la zona inferior de la interfaz y el color de la ventana, opciones habilitadas apenas meses después de su lanzamiento.

Mucho antes del intercambio vía Dropbox, Messenger habilitó la opción ‘Ficheros’ en el 2000 para compartir diversos archivos como documentos de Word, entre otros.

La evolución volvió en 2005, cuando la versión 7 incluía guiños, animaciones y audios. También fue habilitada la videollamadas y tipografía personalizada.

El uso de la plataforma se extendió hacia finales de la década, pero con el cambio de esta, nuevas plataformas como Whatsapp provocaron una ‘muerte lenta’ al hoy añorado Messenger.

En su lápida, la fecha de muerte está marcada en 2012, aunque aún varios le dedican recuerdos en sus ‘ofrendas’.