¿Culpable o no? Profesor chino es acusado de robar secretos comerciales de Silicon Valley para Huawei
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Culpable o no? Profesor chino es acusado de robar secretos comerciales de Silicon Valley para Huawei

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Culpable o no? Profesor chino es acusado de robar secretos comerciales de Silicon Valley para Huawei

bulletLa acusación del Gobierno estadounidense hacia Bo Mao se da en medio de las tensiones que EU ha tenido con la firma china, ahora Mao tendrá que dar su versión en una audiencia esta semana.

Bloomberg Patricia Hurtado
09/09/2019
Actualización 09/09/2019 - 22:05
La tecnológica china es parte de la guerra comercial con EU.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Bo Mao, profesor de la Universidad de Xiamen en China, es acusado de robar secretos comerciales de una startup de Silicon Valley para Huawei.

El profesor chino enfrenta un cargo penal federal, mientras Estados Unidos intensifica su represión contra el gigante tecnológico.

El también profesor visitante de ciencias de la computación en la Universidad de Texas en Arlington está acusado de conspiración para cometer fraude electrónico contra la startup de tecnología de California para obtener su "propiedad" en nombre de una empresa de telecomunicaciones china.

El enjuiciamiento es el último de una serie de acciones contra Huawei por parte del país vecino. El gobierno está llevando a cabo casos penales contra la empresa de redes por presuntamente violar las sanciones estadounidenses contra Irán y robar secretos comerciales de T-Mobile.

Además, ha prohibido la tecnología de Huawei y acusado a la compañía de ayudar a Beijing a llevar a cabo espionaje. Huawei ha negado haber actuado mal y acusó a Estados Unidos de señalarlo por razones políticas.

El caso de Mao está siendo manejado por el fiscal federal adjunto Alexander Solomon en Brooklyn, Nueva York, quien también está procesando el caso de Irán.

Mao, inicialmente retenido sin derecho a fianza después de que los fiscales argumentaran que representaba un riesgo de fuga y podría obstruir la justicia, fue liberado el mes pasado con una fianza de 100 mil dólares, después de que accedió a renunciar a la acusación, según los registros judiciales.

Una renuncia a la acusación puede indicar una declaración de culpabilidad, posiblemente junto con un acuerdo de cooperación con los fiscales.

John Marzulli, portavoz del fiscal federal Richard Donoghue en Brooklyn, declinó hacer comentarios.

Marion Bachrach, una abogada que representa a Mao, no respondió un mensaje de voz en busca de comentarios. Jeff Carlton, portavoz de la Universidad de Texas en Arlington, no respondió de inmediato una llamada en busca de comentarios sobre Mao.

Si bien, los fiscales federales en Texas no identificaron a la compañía de telecomunicaciones china ni a su presunta víctima, su queja es paralela a las acusaciones que CNEX Labs, una startup de Silicon Valley, hizo contra Huawei en el caso civil.

En ese caso, CNEX acusó a Mao de ayudar a Huawei a robar la tecnología al firmar un acuerdo con CNEX para obtener una placa de circuito, supuestamente para investigación académica, en 2016.

Los fiscales alegaron que, actuando con otro profesor en Estados Unidos, Mao envió un correo electrónico a la startup estadounidense buscando comprar su tecnología patentada "para construir un programa experimental", según un correo electrónico que citaron. La startup luego acordó proporcionar la tecnología, dijeron.

"Está claro que Bo Mao proporcionó en secreto la información de propiedad de la compañía en violación del acuerdo", dijeron los fiscales, en referencias respectivas a CNEX y Huawei.

Huawei perdió el caso de secretos comerciales civiles en junio, aunque el jurado se negó a otorgar daños a CNEX.

La startup en cuestión sostuvo que Huawei se había hecho pasar por un cliente potencial para obtener detalles secretos de sus planes y, cuando eso no funcionó, persuadió a Mao y la Universidad de Xiamen para que trabajaran como socios de investigación con CNEX.

Mao fue arrestado por cargos federales el 14 de agosto. Su caso fue transferido de Fort Worth, Texas, a Brooklyn y asignado a la juez federal de distrito Ann Donnelly, quien también preside el caso de Irán.

Ella programó una audiencia el 11 de septiembre para Mao.

-Con asistencia de Susan Decker .