menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Sin miedo al éxito': startups chinas de autos eléctricos competirán vs. vehículo de 25 mil dólares de Tesla

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Sin miedo al éxito': startups chinas de autos eléctricos competirán vs. vehículo de 25 mil dólares de Tesla

bulletDirectivos de WM Motor, SAIC Motor y Xpeng dicen no estar preocupados por la llegada de la empresa de Elon Musk al mercado chino y confían en atraer a los consumidores con automóviles inteligentes y ecológicos.

Bloomberg
28/09/2020
Actualización 28/09/2020 - 21:41
El plan de Tesla de construir un auto de 25 mil dólares dentro de los próximos tres años no parece haber perturbado a startups chinas de vehículos eléctricos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El plan de Tesla de ensamblar un auto de 25 mil dólares dentro de los próximos tres años no parece haber perturbado a las startups de vehículos eléctricos más prometedoras de China. Ejecutivos en el Salón del Automóvil de Beijing están atentos a lo que Elon Musk pueda hacer.

“Es algo bueno para nosotros”, dijo Freeman Shen, fundador y director ejecutivo de WM Motor.

“Estamos muy contentos de que Tesla haya venido a China porque Tesla es como Apple en sus primeros días, educan a todo el mercado”, agregó.

Así como la participación de Apple en el mercado de la telefonía móvil ha sido erosionada por actores locales como Xiaomi, Oppo y Huawei Technologies, sucederá lo mismo con Tesla, sin embargo, en un horizonte de tiempo más largo, dijo Shen.

La tajada de Tesla en el mercado de vehículos eléctricos “convencional” disminuirá significativamente en un lapso de cinco a 10 años, previó.

Tampoco es seguro dónde estará WM Motor para 2030. A principios de este mes, la empresa recaudó mil 500 millones de dólares en una ronda de Serie D liderada por Shanghai Automotive Industry, la matriz del mayor fabricante de automóviles de China, SAIC Motor.

Personas familiarizadas con el asunto han dicho que WM planea cotizar en Bolsa en su ciudad natal de Shanghái tan pronto como este año, algo que, según indicó Shen el sábado, sonaba ambicioso, pero se negó a comentar más.

Entretanto, Brian Gu, vicepresidente de Xpeng, describió a Tesla como un socio, y que ambos fabricantes de vehículos eléctricos intentaban atraer a los consumidores con automóviles inteligentes y ecológicos.

Los vehículos eléctricos representan “menos del 5 por ciento del mercado” y juntos “están acelerando ese cambio y conversión”, dijo en una entrevista con Bloomberg Television.

Gu también dijo que el plan de Tesla para expandir su producción en Shanghái a una capacidad anual de un millón de vehículos en los próximos años no era motivo de preocupación.

Si Musk lo logra, “eso significa que el mercado ha crecido mucho más rápido y de manera más amplia de lo que anticipamos”, indicó y agregó que los vehículos eléctricos de rango medio de Xpeng ya rondan los 25 mil dólares.

Xpeng, que reportó una pérdida neta de 113 millones de dólares sobre ingresos de 142 millones de dólares para los seis meses que terminaron el 30 de junio, recaudó mil 500 millones de dólares en una venta inicial de acciones en Estados Unidos en agosto pasado. La firma se encuentra entre un puñado de nuevas empresas de automóviles chinas que buscan aprovechar el mercado, navegando por una ola de demanda de inversionistas por acciones de vehículos eléctricos. Li Auto, otra compañía china de vehículos eléctricos, aumentó el tamaño de su oferta pública inicial en Estados Unidos en julio pasado para recaudar mil 300 millones de dólares.

La presencia de Tesla en el Salón del Automóvil de Beijing se centró principalmente en mostrar su Model 3 fabricado en China. La empresa, con sede en Palo Alto, California, planea enviar automóviles fabricados en su fábrica de Shanghái a Europa y otros países en Asia, incluidos Singapur, Australia y Nueva Zelanda, tan pronto como a fines de este año o principios de 2021, dijeron personas familiarizadas con el asunto a principios de este mes.

Cuando se le preguntó sobre los planes de Tesla ante un automóvil de 25 mil dólares, William Li, director ejecutivo de NIO, resaltó que los costos de las baterías han ido disminuyendo constantemente. Las baterías representan actualmente cerca de una cuarta parte del costo de un vehículo eléctrico debido a los costosos metales utilizados.

“Alcanzamos un margen bruto de 10 por ciento en el segundo trimestre y aumentará cada trimestre”, dijo en una entrevista con Bloomberg TV el sábado pasado.

“La disminución general del costo de la batería ayudará a promover los vehículos eléctricos. Nuestro precio es de más de 60 mil dólares e incluso en China tenemos mucho trabajo por hacer para este nicho de mercado", detalló.

NIO, con sede en Shanghái, que recibió una inyección de efectivo del Gobierno municipal y facilidades crediticias de bancos locales este año, informó un margen bruto positivo por primera vez en el segundo trimestre.

Li también indicó que el servicio al cliente es más importante que el volumen.

No se trata solo de producir automóviles, es más importante aun servir bien a los clientes”, dijo. “Para las familias, la compra de un automóvil no es un gasto pequeño como comprar ropa, y está íntimamente relacionado con la seguridad. La calidad y el servicio serán el mayor desafío para todos los fabricantes de automóviles en rápida expansión”.

NIO también está trabajando en estrecha colaboración con empresas estadounidenses a pesar de las tensas relaciones entre China y Estados Unidos, explicó. NIO trabaja con empresas como Qualcomm e Intel.

“Fortalecer la asociación entre estas empresas es esencial para promover los vehículos eléctricos y seguiremos trabajando en esto”, indicó Li.