BMW X5, pura tecnología
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

BMW X5, pura tecnología

COMPARTIR

···
menu-trigger

BMW X5, pura tecnología

bulletApenas comienza 2020 y la segunda generación del BMW X5 híbrido enchufable es ya uno de los mejores vehículos que veremos este año en nuestro mercado.

EISA MULTIMEDIOS |Carlos Sandoval
31/01/2020
Actualización 31/01/2020 - 23:47
Algo de los que más nos llamo la atención, es la detección del estado del conductor.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Hay muy pocas referencias históricas de este BMW X5 híbrido enchufable, pues apenas llega su segunda generación. Se trata de uno de los vehículos más prometedores de la gama alemana para este 2020, y ya lo manejamos.

Este renovado Sports Activity Vehicle híbrido conectable combina el famoso motor de combustión de seis cilindros en línea con la tecnología eDrive de BMW. Con el cambio gen generacional, la potencia del sistema completo aumentó a 394 hp (antes 313 hp), mientras que el 0 a 100 km/h lo hace ahora en 5.6 segundos (1.2 segundos menos). El rango eléctrico se ha triplicado, ahora pudiendo recorrer hasta 80 km en modo 100% eléctrico.

Un SUV de estas dimensiones y con cerca de 400 hp es una delicia de manejar, sobre todo si tiene el sello de la casa del ajedrez albiceleste. Sabor deportivo, excelentes aceleraciones, y una dirección que es más precisa que el famoso bisturí del doctor Schusterman en Houston. ¿Qué más se puede pedir de un SUV de sabor deportivo? ¡Ah, claro!, que sea ahorrador y ecológico. Pues parece que estamos ante el vehículo indicado.

Una experiencia premium

La versión plugin hybrid de BMW X5 presume de un maravilloso diseño, faros láser LED, paquete Individual, rines de 21 pulgadas, interiores de la más alta calidad y mucho espacio. Cuatro adultos viajarán cómodos en viajes largos o cinco en ciudad, lo que convierte al BMW X5 xDrive45e en una de las mejores opciones de movilidad de hoy en día, siempre y cuando no superemos los 80 km diarios. Si somos de los que manejan 300 km diarios un motor diésel será más ecológico, pero un vehículo como este resuelve las necesidades de movilidad de la gran mayoría de los usuarios de la ciudad, quienes promedian 20 km diarios y hasta 60 en los casos más extremos. De esta forma, podemos cargar nuestro auto cada noche y tener hasta 80 km de movilidad completamente eléctrica y sin contaminar. Y cuando deseemos salir a carretera, aún tendremos el tanque repleto de gasolina, ese que llenamos hace dos meses y del que no habíamos gastado una gota.

BMW X5, sí, un vehículo verde

A pesar de sus 2.5 toneladas de peso, el X5 nos ha dejado sorprendidos en cuanto a lo que puede reducir su impacto ambiental. BMW realizó una certificación de CO2 para el ciclo completo del X5 xDrive45e y resultan buenas cifras. El estudio contempla desde la adquisición de la materia prima, la cadena de suministro, la producción y la fase de uso; todo el camino hasta el reciclaje. La huella de CO2 del nuevo BMW X5 xDrive45e es 40% menor que la del BMW X5 xDrive40i cuando se carga con electricidad común. Al cargar el vehículo con energía verde, la huella de CO2 se reduce hasta en un 70%.

Si bien estos valores están calculados acorde a condiciones de uso cotidiano en un ciclo de vida promedio, no siempre es igual. Durante nuestras pruebas en carretera, donde menos se aprovecha el sistema híbrido, el consumo medio rondó los 10.5 km/l. No es una cifra espectacular, pero si consideramos el peso del vehículo y rodar con carga al 100% durante nuestras pruebas, no está nada mal.

Lo mejor es usarlo en ciudad y cargarlo en casa, oficina, centros comerciales y cargadores públicos en general. De esta forma podremos alcanzar su máxima eficiencia de uso y en verdad hacer una diferencia en emisiones y consumo energético.

Un futuro sustentable

Con 12 vehículos electrificados actualmente a nivel mundial, BMW Group es uno de los principales proveedores mundiales de movilidad eléctrica. La meta para los próximos años: una cuarta parte de todos los vehículos vendidos en Europa deberían ser electrificados para 2021, un tercio para 2025 y la mitad en 2030.

Todas las marcas, series y modelos de grupo BMW se pueden electrificar. Con un tren motriz totalmente eléctrico o híbrido conectable, las opciones ahoran serán las de motor de combustión tradicional. Los nuevos modelos electrificados llegarán al mercado en los próximos años y, después de 2020, la plataforma de vehículos de siguiente generación de BMW permitirá más vehículos totalmente eléctricos.

Al cierre de 2019 medio millón de vehículos electrificados (eléctricos a batería e híbridos conectables) ya circulan por los caminos del mundo. Para 2023 se ofrecerán 25 modelos electrificados, dos años antes de lo planeado inicialmente. BMW X5 híbrido de segunda generación es sólo una de las puntas de lanza.

Desde hace cuatro años, el CES (Consumer Electronics Show) la feria de tecnología de consumo más importante en América ha cobrado tanta importancia que poco a poco las marcas automotrices han preferido este escenario de innovación para la presentación y lanzamiento de sus productos más tecnológicos.

Justo por eso, teníamos que estar en Las Vegas los primeros días del año. Pero si íbamos a ir a este evento lleno de visión futurista, no podíamos ir con cualquier auto, al menos no uno tradicional a gasolina, teniendo en cuenta que íbamos a conducir más de tres mil km para ver las novedades de las marcas en cuestión de electrificación y movilidad con menos entrega de emisiones contaminantes al mundo. Hubiera sido un poco irónico. Aunque al comienzo pensamos en un auto 100% eléctrico, la infraestructura en México hasta ahora esta creciendo y teníamos el reto de llegar en tres días desde CDMX a Las Vegas, así que, el BMW X5 xDrive45e fue la mejor elección que pudimos haber hecho.

La travesía comenzó el 3 de enero muy temprano desde el icónico Ángel de la Independencia en Ciudad de México, en donde nos encontramos con otros dos colegas y comenzamos nuestro recorrido que sería un poco más de siete mil km. Allí mismo terminó luego de nueve días y de haber vivido seis en BMW X5.

En este tipo de viajes, lo más importante es hacer que las paradas sean estratégicas. Nuestros primeros kilómetros de la capital a Monterrey, los tomamos con calma. Eran sólo nueve horas (950 km aprox.) y eso nos dio la posibilidad de pararnos en varios lugares, no sólo hacer paradas técnicas para el baño y comida, sino para comprobar el “corredor eléctrico”. Siete centros de carga con enchufes de diferentes voltajes desde Puebla hasta San Luis Potosí (546 km) que permiten hacer este tramo de manera totalmente eléctrica. Cómo teníamos un itinerario apretado sólo paramos en dos centros de carga, lo que nos ayudo para tener un poco más de autonomía híbrida.

La segunda parada la hicimos en El Paso, luego de cruzar la frontera con Laredo y haber continuado por las interestatales estadounidenses por varias horas. Y con la calma de tener un viaje de más de 12 horas consecutivas, comenzamos a ver todas las facilidades que el auto nos ofrecía, y es cuando unánimemente volvimos a sentir que X5 había sido una excelente decisión.

El SUV de dos toneladas y media no solo tiene asientos bastante cómodos, sino que cuenta con un equipamiento tecnológico de primera mano muy bien desarrollado. Uno de los que más usamos fue el Assistent Driving, un sistema inteligente de conducción autónoma nivel dos que, con presionar un botón, nos ayuda a mantener el carril, la velocidad y la distancia con respecto al auto de adelante, y con solo tocar la direccional, el auto hace un monitoreo de la situación y cambia o no de carril. Lo único que debemos hacer de nuestro lado es mantener las manos en volante, estar alerta y supervisar que el auto tome las decisiones correctas. ¿Cómo no íbamos a hacer felices con este sistema? ¡Fue magnifico! Esto se tradujo en que el agotamiento fue mucho menos de lo esperado.

Durante el tiempo que estuvimos en ciudades (Monterrey, El Paso y Las Vegas de ida y regreso), nuestra estrategia era dejar el auto cerca del hotel en un punto de carga. Al día siguiente, teníamos el 100% de batería con una autonomía de hasta 80 km/h, justo lo que necesitábamos para nuestros traslados o tomar carretera y ahorrar combustible.

De regreso fue cuando más disfrutamos de los beneficios tecnológicos de este SUV premium. Uno de los que más nos llamo la atención, es la detección del estado del conductor. Si, por ejemplo, el sistema siente que el conductor está agotado por el tiempo que lleva manejando o por su forma de manejar, no sólo sugiere hacer una pausa y te ayuda a ubicar un área de descanso más cercana, sino que sugiere activar un programa de “revitalización”. Una vez el conductor acepta, las luces del auto cambian, la música se pone más activa, hay ráfagas de aire frio y el masaje comienza a ser más fuerte, todo pensando en que el conductor se despierte. También está la versión de relajación, que, en lugar de ponerte más enérgico, te ayuda a disminuir el estrés.

Es fascinante tener este tipo de velocidades al alcance. Nos da una sensación de como todo está cambiando tan ágilmente. Poco a poco veremos mejores sistemas, sensores más precisos y cientos de ayudas adicional al conducir. Esperamos seguir recorriendo más kilómetros para verlos.

Disfrutamos de los beneficios tecnológicos de este SUV premium
Disfrutamos de los beneficios tecnológicos de este SUV premiumFuente: Cortesía