Destinos wellness en México que no te puedes perder
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Destinos wellness en México que no te puedes perder

COMPARTIR

···
menu-trigger

Destinos wellness en México que no te puedes perder

bulletEstos son los destinos en México perfectos para recuperar la salud física y mental.

EISA MULTIMEDIOS | Andrea Mendoza
19/06/2020
En estos destinos encuentra salud física y mental.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El país, por su riqueza cultural y territorial, ofrece una variedad de opciones de viaje. En ese espectro también está considerada la riqueza de sus tratamientos wellness que van desde opciones que se han heredado de varios años hasta reinterpretaciones de tratamientos que cruzaron el mar para llegar.

El encanto y poder curativo de los cenotes es, sin duda, uno de los grandes atractivos de Yucatán. Estos ojos de agua subterráneos están al alcance de los viajeros que buscan reconectar bajo las mismas aguas que han curado a los antepasados mayas. Las opciones wellness de este destino van desde los spas con tratamientos prehispánicos hasta los hoteles y retiros espirituales de estancia más larga.

Uno de los lugares más solicitados pero también más exclusivos es Chablé que se encuentra en Chocholá, el nombrado como mejor hotel del mundo ofrece a sus visitantes toda una gama de tratamientos inspirados en la cultura maya. Dentro de las instalaciones del spa resalta un cenote que reposa como eje medular del paisaje y que funciona también para llevar a cabo algunos de los tratamientos que ofrece el lugar.

Otra opción para sumergirse en el azul subterráneo es La Xtabay, este lugar se encuentra en Loche. Están enclavados en la tranquilidad de la selva el cenote y las cinco cabañas que componen este lugar. Nada, salvo el ruido de los animales, irrumpe en este espacio que está alejado de las multitudes y por el que se puede descender de manera directa de las cabañas hacia las aguas curativas.

Un lugar que sirve como escape de la capital del país sin duda es Tepoztlán, no sólo por su cercanía a la ciudad sino por la calma que evoca. Este sitio presume no sólo del cerro del Tepozteco, que es una de la cualidades naturales que lo ha hecho famoso, sino de su amplia variedad de spas y hoteles con opciones de relajación y desconexión.

Areté es uno de los lugares que cuenta con una variedad amplia de opciones. Por ejemplo, tiene nueve tratamientos diferentes de spa y diferentes masajes que se maridan con sus opciones culinarias e instalaciones que ofrecen varias opciones para pasar el tiempo durante la estancia.

Sitio Sagrado también cuenta con diferentes oportunidades para encontrar paz y tranquilidad. Una de ellas es una visita a su gruta, el tratamiento de este espacio cerrado se basa en estimular todos los sentidos. Consiste en paredes de piedra y una piscina en la que hay cambios de temperatura y aromaterapia. El momento bajo el agua se mezcla con bebidas relajantes, visuales y audios que transcurren durante la estancia.

Real de Catorce se suspende como el pueblo minero cuyo esplendor se impregna en las calles empedradas y las construcciones que cuentan siglos de historias. Este sitio también es un espacio que conserva un poco de presencia huichol y que, al mismo tiempo, da la bienvenida a mexicanos y extranjeros que caminan por las pedregosas calles.

Una de las cosas que exacerba el encanto de Real de Catorce es que hasta sus tierras no han llegado grandes corporaciones ni complejos. El destino se mantiene con una calma que se antoja local e íntima. Una visita al Cerro Quemado funcionará como un momento de limpieza espiritual de la que también se han maravillado los wixarikas.

Los hoteles en este sitio son pequeños y acogedores, un ejemplo de ello es el hotel Amor y Paz que alza en lo que fue una hacienda. Otra opción es el hotel Rincón Mágico que tras sus paredes de piedra resguarda el descanso de los viajeros que vuelven de sus exploraciones en la naturaleza.

Las playas mexicanas del caribe pueden resultar tan sanadoras como relajantes. Tulum cuenta con sólo con sus maravillas naturales sino con varios espacios para hacer retiros de yoga. Uno de esos lugares es Sanará, que ofrece planes de sanación que van desde estancias de tres días hasta una semana de clases y tratamientos.

El espacio de sanación de este hotel incluye también un menú cuyos alimentos se basan en dietas veganas, libres de gluten y de granos. También tiene un estudio de yoga con vista al mar en el que además de dar clases de esta disciplina hay terapias de sonido y tratamientos individuales.

Yaan Healing Sanctuary, por otro lado, también ofrece tratamientos que involucran el yoga pero tiene en su espectro otras prácticas propias del país. En sus instalaciones hay un temazcal en el que se llevan a cabo rituales de purificación. Sus tratamientos son una combinación de las mejores prácticas holísticas del mundo.

El Mar de Cortés baña la costa de la Paz que de una lado ve las olas romperse y del otro ve la inmensidad de las rocas. Este paisaje natural es en sí mismo curativo pero, a la par de la postal, hay lugares que ofrecen tratamientos que combinan lo mejor de estos dos escenarios.

Costa Baja es un hotel que en sus instalaciones tiene el spa Espíritu. Este spa usa hierbas curativas locales para lograr en sus clientes un balance de sus chakras. El reiki también es uno de los actores principales en Espíritu que cuenta con siete rituales diferentes para encontrar paz y tranquilidad.

Un lugar que promete tanto tratamientos estéticos como tratamientos espirituales es D’sert Spa. El sitio cuenta con personal capacitado en diferentes áreas entre las que se encuentran la bioingeniería estética, la cavitación, los tratamientos con radiofrecuencia y varios tipos y estilos de masajes. También cuentan con tratamientos personalizados y faciales.

Esta zona de México cuenta con una oferta amplia de opciones para relajarse. Dentro de este espacio geográfico está Sense, el spa de Rosewood Mayakoba que, como el complejo que lo acoge, es un sinónimo de lujo y privacidad es este lugar tan demandado por el turismo.

Sense está escondido entre la selva, y precisamente es en ese escenario que se extienden las albercas y centros de hidroterapia del complejo. Los tratamientos que ofrecen están basados en la mezcla de tierra y agua. También tienen como eje principal las costumbres holísticas de la cultura maya.

En la misma zona descansa Los Colibríes, un lugar que también está en medio de la selva y ofrece a sus visitantes rituales en temazcal, masajes tradicionales mayas y baños exteriores. Este sitio está más apegado a los rituales mayas y ofrece experiencias personalizadas que incluyen el uso de todas las instalaciones.