Identidades futboleras
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Identidades futboleras

COMPARTIR

···

Identidades futboleras

21/12/2018
Actualización 21/12/2018 - 13:21

Las encuestas nos ayudan a conocer la distribución de opiniones y creencias entre la población, pero también son muy útiles para explorar las diversas identidades sociales de la gente, incluidas las aficiones deportivas. El futbol es un deporte muy popular en México, y los diversos equipos que compiten en primera división dotan a muchos de sus seguidores de un fuerte sentido de identidad: los aficionados americanistas, chivas, cruzazulinos, pumas o seguidores de otros equipos que hay en el país, son tan numerosos o más que los morenistas, priistas, panistas y perredistas que hoy tiene la política.

De acuerdo con las encuestas nacionales en vivienda de El Financiero, realizadas de 2016 a 2018, el porcentaje de mexicanos que tiene un equipo favorito de futbol de primera división representa casi a la mitad de la población adulta: 48 por ciento. De ellos, el 31 por ciento es americanista, el 25 por ciento de Chivas, el 13 por ciento del Cruz Azul, el 8 por ciento de los Pumas, el 4 por ciento de Tigres, el 4 por ciento del Monterrey y el 15 por ciento restante apoya a algún otro equipo. Para todos ellos, el equipo favorito significa un referente de identidad, un sentido de pertenencia grupal y, en muchos casos, una fuente de pasión y sufrimiento.

Estos porcentajes se basan en poco más de 14 mil entrevistas a lo largo de los últimos tres años, pero son básicamente los mismos que arroja la última encuesta de noviembre de 2018, realizada a 1,200 adultos, de los cuales 620 son aficionados al futbol. Desde que comencé a medir las aficiones futboleras hace varios años, he notado ligeras variaciones, pero el ordenamiento ha permanecido casi igual: América y Chivas son los equipos con mayor afición, Cruz Azul y Pumas les siguen como equipos medianos, y el resto tiene menores porcentajes de seguidores. Los primeros cuatro son equipos de alcance nacional, mientras que el resto cuenta con aficiones locales, regionales o de nicho.

Según las encuestas, la afición futbolera se compone de dos tercios de hombres y un tercio de mujeres, pero varía en perfiles socioeconómicos y demográficos: América y Chivas son los más populares no sólo por tener más seguidores, sino porque su apoyo es mayor entre los segmentos con niveles socioeconómicos bajos. En contraste, los fans de Pumas provienen más de estratos medios y altos, mientras que el Cruz Azul atrae un apoyo parejo entre los distintos estratos socioeconómicos. Entre los equipos regios, la afición de Tigres muestra un nivel socioeconómico ligeramente más alto que la de Rayados.

Placeholder block

Las aficiones de Chivas y Cruz Azul tienen mayor edad que la del América, mientras que los seguidores Pumas son los más jóvenes. El americanismo es más común entre los mexicanos con nivel educativo básico, de primaria y secundaria, mientras que los seguidores Pumas tienen dos seguidores con educación universitaria por cada seguidor con educación básica. Tanto Chivas como Cruz Azul están más balanceados, con seguidores en los distintos niveles de educación.

Por regiones, América es un equipo nacional, pero es más fuerte en las zonas centro y sur del país, al igual que Cruz Azul y Pumas, mientras que Chivas, también nacional, concentra su mayor afición en la región centro-occidente. En el norte, Tigres y Monterrey son el tercero y cuarto equipos con más aficionados que Cruz Azul y Pumas. El Santos le da pelea al Cruz Azul en esa región, mientras que Pumas queda relegado, casi al nivel que tienen los Xolos.

Decía Amartya Sen, premio Nobel de Economía, que la gente tiene múltiples identidades que les dan referentes de pertenencia, pero también, a veces, motivos de violencia. El futbol no es la excepción: la cancha, y a veces la tribuna, pueden ser un campo de batalla. La frase “ódiame más” trae una latente incitación a la violencia, pero el equipo que la usa como grito de guerra logra este año el mayor número de campeonatos y mantiene a la mayor afición en el país. Para quienes pacíficamente nos identificamos con otro equipo, siempre está la próxima temporada. Por lo pronto, así las identidades futboleras.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.